Una foto de tus hijos puede desvelar una grave patología ocular

01 DE diciembre, 2016

El color rojo de las pupilas que aparece en algunas fotografías tomadas con flash, no tiene nada de raro y ahora explicaremos el motivo, pero si en la fotografía se ve la pupila blanca, grisácea o amarillenta puede ser el signo de una enfermedad ocular.

El color rojo de las pupilas que aparece en algunas fotografías tomadas con flash, no tiene nada de raro y ahora explicaremos el motivo, pero si en la fotografía se ve la pupila blanca, grisácea o amarillenta puede ser el signo de una enfermedad ocular.

Nos ha pasado muchas veces y siempre es un fastidio. Al hacer una fotografía con nuestra cámara digital o con el teléfono móvil a nuestros seres queridos, salen con unos puntos rojos en los ojos que destroza la mejor de las instantáneas y arruina el momento.

Si realizamos la fotografía por el día, en un ambiente soleado y bien iluminado no hay ningún problema, vemos los ojos con su color natural y la pupila como un punto negro. La cosa cambia cuando salta el flash de nuestra cámara. En la mayoría de las ocasiones saldrán los ojos rojos. ¿Sabes el por qué?

La razón es una combinación de factores como la apertura de la pupila y la intensidad de la luz que reciben nuestros ojos.

Y el motivo es la forma en la que el iris reacciona ante la intensidad de la luz que recibe. Ante una luz muy intensa, el iris reduce de forma drástica el tamaño de la pupila hasta convertirla en un pequeño punto negro. Todo lo contrario en ambientes con poca iluminación, la pupila se puede agrandar hasta llegar a los 8 milímetros de diámetro. Esto se produce porque cuando más dilatada está la pupila más cantidad de luz llega a la retina.

La retina actúa como una pantalla que captura la luz y que contiene además, una capa semitransparente, llamada epitelio pigmentario, esta es una zona de nuestro ojo con muchos vasos sanguíneos. Y esta zona de nuestros ojos es el culpable final de arruinar nuestras fotografías.

Cuando la luz de gran intensidad que produce el fogonazo del flash ilumina estos vasos sanguíneos se produce ese intenso círculo de color rojo que arruina nuestras instantáneas.

Cómo curiosidad podemos añadir que este fenómeno sólo se produce en los seres humanos, en otros animales en su lugar, aparecen los ojos brillantes.

Resumiendo, el flash de nuestro móvil aumenta tanto la luminosidad y en tan poco tiempo, que el iris no puede evitar el deslumbramiento. El fogonazo llega a la retina iluminando de golpe el epitelio pigmentario y los vasos sanguíneos iluminados producen los ojos rojos.

Curiosamente este fenómeno varía en cada persona dependiendo del color de nuestros ojos, los ojos más claros suelen tener también una retina menos absorbente y el color rojo que vemos en las fotos aún es más potente.

Pupilas blancas en las fotografías.

Puede ser debido a otros factores, incluso un fallo de la óptica de la cámara, por lo que no hay que asustarse, pero si una persona sale con una excesiva frecuencia en las fotografías con los ojos blancos, grisáceos o amarillentos quizás sea un indicio de una patología ocular.

La razón de este color anormal en la pupila pueda ser que haya aparecido en la pupila una mancha blanca que se conoce con el nombre de leucocoria. Esta mancha suele estar relacionada con el desprendimiento de retina, una retinopatía o una infección. Incluso puede ser un indicio de un raro tipo de cáncer, el retinoblastoma.

Para salir de dudas si observa con frecuencia algo raro en las fotografías de las pupilas de sus seres queridos en VISIÓON estaremos encantados de atenderles para que su única preocupación sea como eliminar los ojos rojos en sus fotografías, en esto no podemos ayudarle.

Una foto de tus hijos puede desvelar una grave patología ocular
¿Nos das una estrella?