Llámanos al

958 20 70 70

¿O prefieres que te llamemos?:


    *Campos obligatorios

    Llámanos al

    958 20 70 70

    ¿O prefieres que te llamemos?:


      *Campos obligatorios
      Presbicia qué es

      ¿Qué es la retinopatía diabética?

      La retinopatía diabética es una enfermedad grave que afecta de manera importante a la visión de los diabéticos.

      La diabetes produce varias patologías en los ojos como cataratas o parálisis de pares craneales que afectan a la musculatura extrínseca del ojo y sobre todo a la retina.

      La retinopatía diabética afecta a la retina produciendo cambios en la microvasculatura del tejido más importante del ojo y provocando falta de oxígeno o hipoxia, induciendo una desnaturalización de la retina que puede llevar al paciente a la ceguera si no es diagnosticada y tratada a tiempo.

      Es por ello de gran importancia el control de la hemoglobina glicosilada dentro de las cifras objetivo y la realización de revisiones oftalmológicas anuales, con exploración del fondo de ojo y la retina, para conseguir un diagnóstico lo más precoz posible.

      Tratamientos

      Tratamiento para la Retinopatía Diabética

      Cuando un paciente acude con una retinopatía diabética debe hacerse una evaluación personalizada para cada caso e indicar el tratamiento más adecuado.

      Son varios los tipos de tratamientos que podemos indicar según el grado de retinopatía que presenta, su estado general y el estado de salud del ojo. La retinopatía diabética puede acabar con la ceguera completa del paciente, debiendo darle a esta la importancia que merece.

      El tratamiento de la retinopatía diabética es complejo, dependiendo de la fase en la que se encuentre, puede incluir tratamiento con láser, inyecciones intravítreas de antiangiogénicos como Lucentis o Eylea o cirugía vitreorretiniana en casos muy avanzados, normalmente mediante vitrectomía microincisional.

      Los casos más leves pueden ser simplemente vigilados por el Oftalmólogo sin necesidad de tratamiento.

      Los primeros estadíos de retinopatía se caracterizan por la aparición de microaneurismas en la retina sin más hallazgos y pueden ser vigilados a la espera de que la enfermedad evolucione o no. Dependiendo de la actitud del paciente y de que realice esas revisiones oftalmológicas no será necesario, o se tratará la retina en el caso de que el paciente no cumpla con el tratamiento propuesto.

      En fases más avanzadas el paciente muestra signos de isquemia retiniana, como hemorragias intrarretinianas, exudados duros, exudados algodonosos, edema macular o los llamados IRMAS (anomalías microvasculares en la retina). En esta fase es necesario el tratamiento con láser Argón para tratar las zonas de retina isquémicas.

      Primera consulta prequirúrgica gratuita

      Precio y Financiación de Retinopatía diabética

      Pide información sobre la financiación de las cirugías y procedimientos.

      Consulta prequirúrgica gratuita

      *Excepto pacientes con seguro médico privado

      Cirugía

      Cirugía de la Retinopatía diabética

      Dentro de los tratamientos que existen para tratar la retinopatía diabética, la vitrectomía es la cirugía eficaz en estadios avanzados de la enfermedad o cuando se sufren sangrados intraoculares o hemovítreos, muy frecuentes en retinopatías diabéticas avanzadas. Estas cirugías requieren anestesia local y pueden acompañarse de inyecciones intravítreas preoperatorias o al terminar la cirugía.

      Causas

      Causas de la Retinopatía Diabética

      La retinopatía diabética tiene una única causa, la Diabetes Mellitus. La diabetes es una enfermedad en la que falla el sistema de regulación de la glucemia, que es el nivel de glucosa en la sangre. La insulina juega un papel fundamental en la regulación de la glucosa en sangre, por lo que el paciente diabético debe intentar controlar su nivel de azúcar en sangre mediante el tratamiento médico, a veces en pastillas o en otros casos con la inyección de insulina, la dieta y el ejercicio físico.

      La retinopatía diabética suele aparecer en pacientes con mal control metabólico y es muy difícil detener su progresión, además de no tener cura, tan sólo podemos minimizar sus efectos.

      La prevención de la retinopatía diabética es muy importante ya que el paciente no suele notar síntomas hasta que está avanzada y su tratamiento es más complejo. Los casos más problemáticos de retinopatía diabética ocurren cuando el paciente no tiene un buen control metabólico y no sigue revisiones anuales y al ser diagnosticados presentan grados más evolucionados con un pronóstico muy malo.

      Síntomas

      Síntomas de la Retinopatía Diabética

      Los síntomas de retinopatía diabética se presentan cuando la retina tiene una afectación importante a la visión y que se debe prevenir con revisiones oftalmológicas anuales.

      Dichos síntomas son la disminución de la agudeza visual, la visión de miodesopsias o moscas volantes y en casos muy extremos la pérdida completa de la visión, comunes en casos de desprendimiento de retina fraccional causados por retinopatías diabéticas proliferativas.

      Hay que hacer hincapié en la prevención de esta enfermedad, ya que la retinopatía diabética no tiene cura. Su tratamiento suele ser crónico y el resultado del mismo no suele cumplir con las expectativas del paciente.

      Disminución de la agudeza visual

      Visión de miodesopsias o moscas volantes

      Pérdida completa de la visión

      Preguntas frecuentes

      Preguntas frecuentes sobre la Retinopatía Diabética

      Te dejamos las preguntas más frecuentes de nuestros pacientes sobre Retinopatía Diabética

      No, la retinopatía diabética no tiene cura, de ahí la importancia de la prevención precoz.

      Podría producir ceguera, siempre que no se trate bien ni a tiempo

      Los diabéticos deben mantener un control metabólico estricto ya que es la base para evitar enfermedades derivadas. Deben de ayudarse de su endocrino y su médico de cabecera, seguir un tratamiento médico y una dieta estricta y actividad física. Además es importante realizar controles anuales con un oftalmólogo con exploración de la retina y del fondo de ojo.

      1. Retinopatía diabética inicial

      La retina del paciente muestra sólo la presencia de microaneurismas, precisa control metabólico estricto y revisiones oftalmológicas cada 3 meses.

      2. Retinopatía diabética moderada

      La retina muestra exudados duros pero no aparecen en este momento signos de isquemia en la retina, precisa control cada 2 meses y un estricto control de los niveles glucémicos.

      3. Retinopatía diabética preproliferativa

      Aparecen en la retina del paciente signos de isquemia retiniana, el paciente precisa con urgencia un tratamiento intensivo con Láser Argón.

      4. Retinopatía diabética proliferativa

      El paciente muestra neovasos, en la cabeza del nervio óptico o en el iris, es urgente el tratamiento con láser Argón y antiangiogénicos como Lucentis o Eylea, o la realización de una vitrectomía en casos más avanzados.
      En algunos casos toda esta patología se asocia a edema macular diabético, que debe ser tratado de forma independiente a la retinopatía diabética mediante el uso de antiangiogénicos como Lucentis o Eylea.

      Solicita información sin compromiso

      Contactaremos con usted en la mayor brevedad posible para darle respuesta a su duda o agendarle una cita.


        *Campos obligatorios