Retinopatía diabética

Confía en VISIÓON para descubrir una nueva forma de ver las cosas. Los mejores oftalmólogos y la tecnología al servicio de tus ojos.

La retinopatía diabética es una enfermedad grave que afecta de manera importante a la visión de los diabéticos.  

La causa única de esta enfermedad es la diabetes mellitus y cuando afecta a los ojos provoca la retinopatía diabética entre otras enfermedades oftalmológicas.

Retinopatía diabética

La diabetes produce varias patologías en los ojos como cataratas o parálisis de pares craneales que afectan a la musculatura extrínseca del ojo y sobre todo a la retina. La retinopatía diabética afecta a la retina produciendo cambios en la microvasculatura del tejido más importante del ojo y provocando falta de oxígeno o hipoxia, induciendo una desnaturalización de la retina que puede llevar al paciente a la ceguera si no es diagnosticada y tratada a tiempo.

La prevención de la retinopatía diabética es muy importante ya que el paciente no suele notar síntomas hasta que está avanzada y su tratamiento es más complejo. La mejor opción en la prevención de esta enfermedad son las revisiones anuales con exploración del fondo de ojo cuyas revisiones en consulta deben ser anuales y  muy minuciosas ya que los primeros síntomas de la enfermedad son muy leves y difícilmente perceptibles.

El tratamiento de la retinopatía diabética es complejo, puede incluir tratamiento con láser, inyecciones intravítreas de antiangiogénicos como Lucentis o Eylea o cirugía vitreorretiniana en casos muy avanzados, normalmente mediante vitrectomía microincisional.

Los diabéticos deben mantener un control metabólico estricto ya que es la base para evitar enfermedades derivadas. Deben de ayudarse de su endocrino y su médico de cabecera, seguir un tratamiento médico y una dieta estricta y actividad física. Además es importante realizar controles anuales con un oftalmólogo con exploración de la retina y del fondo de ojo.

5/5 - (3 votes)

Fases en la retinopatía diabética

En fases más avanzadas el paciente muestra signos de isquemia retiniana, como hemorragias intrarretinianas, exudados duros, exudados algodonosos, edema macular o los llamados IRMAS (anomalías microvasculares en la retina). En esta fase es necesario el tratamiento con láser Argon para tratar las zonas de retina isquémicas.

  • Retinopatía diabética inicial

    La retina del paciente muestra sólo la presencia de microaneurismas, precisa control metabólico estricto y revisiones oftalmológicas cada 3 meses.

  • Retinopatía diabética moderada

    La retina muestra exudados duros pero no aparecen en este momento signos de isquemia en la retina, precisa control cada 2 meses y un estricto control de los niveles glucémicos.

  • Retinopatía diabética preproliferativa

    Aparecen en la retina del paciente signos de isquemia retiniana, el paciente precisa con urgencia un tratamiento intensivo con Láser Argon.

  • Retinopatía diabética Proliferativa

    El paciente muestra neovasos, en la cabeza del nervio óptico o en el iris, es urgente el tratamiento con láser Argon y Antiangiogénicos como Lucentis o Eylea, o la realización de una vitrectomía en casos más avanzados. En algunos casos toda esta patología se asocia a edema macular diabético, que debe ser tratado de forma independiente a la retinopatía diabética mediante el uso de antiangiogénicos como Lucentis o Eylea.