Retinopatía diabética:

Cuando la diabetes evoluciona con un mal control metabólico aparece la afectación ocular, que en muchas ocasiones debe ser intervenido mediante vitrectomía por micro incisión, solucionando problemas como el hemovítreo o el edema macular que disminuyen de forma importante la visión de un paciente diabético. En todos los casos estos pacientes deben ser tratados con Láser Argón y /o antiangiogénicos como Lucentis o Eylea para mejorar la visión perdida.

La diabetes es una enfermedad sistémica que suele afectar al ojo, en especial a la retina. La diabetes afecta a la microcirculación de todas las arterias y venas del organismo, así afecta a la retina provocando la llamada retinopatía diabética.

La retinopatía diabética aparece en pacientes diabéticos que no consiguen un buen control metabólico y glucémico, así el paciente comienza con afectación de la retina en forma de microaneurismas, que son la primera manifestación de afectación ocular por la diabetes. Normalmente el paciente no nota síntomas en su visión en esta fase, pero precisa control oftalmológico estricto.

En fases más avanzadas el paciente muestra signos de isquemia retiniana, como hemorragias intrarretinianas, exudados duros, exudados algodonosos, edema macular o los llamados IRMAS (anomalías microvasculares en la retina). En esta fase es necesario el tratamiento con láser Argon para tratar las zonas de retina isquémicas.

Fases en la retinopatía diabética:

Retinopatía diabética inicial: la retina del paciente muestra sólo la presencia de microaneurismas, precisa control metabólico estricto y revisiones oftalmológicas cada 3 meses.

Retinopatía diabética moderada: la retina muestra exudados duros pero no aparecen en este momento signos de isquemia en la retina, precisa control cada 2 meses y un estricto control de los niveles glucémicos.

Retinopatía diabética preproliferativa: aparecen en la retina del paciente signos de isquemia retiniana, el paciente precisa con urgencia un tratamiento intensivo con Láser Argon.

Retinopatía diabética Proliferativa: el paciente muestra neovasos, en la cabeza del nervio óptico o en el iris, es urgente el tratamiento con láser Argon y Antiangiogénicos como Lucentis o Eylea, o la realización de una vitrectomía en casos más avanzados. En algunos casos toda esta patología se asocia a edema macular diabético, que debe ser tratado de forma independiente a la retinopatía diabética mediante el uso de antiangiogénicos como Lucentis o Eylea.

¿Cómo detectar la retinopatía diabética?

El paciente diabético debe acudir a la clínica oftalmológica una vez al año como mínimo para ser evaluado por un Oftalmólogo retinólogo, mediante la exploración oftalmológica, e uso de la OCT de segmento posterior y el angiógrafo /retinógrafo el oftalmólogo objetiva las lesiones que sufre el paciente para poder tratarlo de forma individualizada.

retinopatia-diabetica
Retinopatía diabética
4.5 (90%) 4 votes