Estrabismo

El equipo de oftalmólogos de la clínica VISIÓON  cuenta con una amplia experiencia para tratar toda clase de enfermedades oftalmológicas desde las más frecuentes a las más complejas.

Se llama estrabismo a una anomalía en la alineación de los globos oculares, bien sea de uno o de los dos ojos. Puede ser que la mala alineación se produzca de forma ocasional en situaciones de cansancio o esfuerzo visual, distracciones, enfermedad general, etc. Lo más frecuente es que la desviación se produzca solo en uno de los ojos, pero como se ha comentado anteriormente, a veces se desvían los dos a la vez.

La forma más frecuente de estrabismo es cuando el ojo se desvía hacia la nariz, que se denomina endotropia. Si el ojo, se desvía hacia afuera, en dirección a la oreja, se denomina exotropia, aunque también se puede desviar hacia arriba, abajo e incluso de forma oblicua.

El estrabismo en la infancia, suele estar asociado a defectos de refracción, a veces elevados, en uno o en los dos ojos y en ocasiones, la corrección del mismo es suficiente para solucionar el problema de desviación.

Es importante saber que en el caso de los niños, la pérdida de visión que se produce en el ojo desviado es más importante que la parte meramente estética. El cerebro del niño al percibir la doble imagen, elimina una de ellas por lo que en muy pocos días se produce una pérdida de visión importante por falta de utilización visual de ese ojo y produciéndose un ojo vago. Todo este proceso, hace que el estrabismo, en la infancia, sea una urgencia oftalmológica.

La prevención del tratamiento de los pequeños, es la del diagnóstico precoz y la revisión oftalmológica de todos los niños, al cumplir los 3 años, o antes.

Cuando el estrabismo, es manifiesto o se sospecha su presencia, es imprescindible, el estudio del mismo por un médico oftalmólogo, para que se realice un diagnóstico correcto e inicie el tratamiento más adecuado al tipo de estrabismo, que consiste en el uso de una corrección óptica adecuada, oclusiones, penalizaciones, utilización de toxina botulínica, pleóptica, ortóptica o cirugía de los músculos oculares, para de ese modo facilitar el alineamiento de los ojos y tratar el ojo vago de forma precoz y efectiva.