Ectropión

Confía en VISIÓON para descubrir una nueva forma de ver las cosas. Los mejores oftalmólogos y la tecnología al servicio de tus ojos.

¿Qué es el ectropión?

El ectropión es una malposición en la que el párpado se encuentra rotado hacia afuera, perdiendo el contacto con el globo ocular y por tanto la función protectora que ejerce.

 

Dicha alteración hace que aparezcan molestias oculares como irritaciones (sensación de cuerpo extraño o “arenilla”) y enrojecimiento crónico del ojo. Y si persiste en el tiempo puede suponer la aparición de úlceras corneales e infecciones (queratitis infecciosas).

Existen varios tipos de ectropión.

Involutivo o senil

Se debe a un exceso de laxitud horizontal ocasionado generalmente por una alteración de los tendones y músculos que proporcionan estabilidad y soporte al párpado.

Paralítico

En el contexto de parálisis faciales, pudiendo ser transitorio o permanente

Cicatricial

Debido a un acortamiento de la lamela palpebral anterior (piel) como consecuencia de la exposición solar crónica, cirugías previas sobre el párpado, etc.

Mecánico

Debido a un peso o masa que tracciona del párpado, por acción de la gravedad, en sentido descendente. También sería el caso del ectropión causado por hematomas o edemas palpebrales.

Tratamiento del ectropión

El tratamiento inicial se centra en el uso de lágrimas y pomadas lubricantes para proteger y/o recuperar la superficie corneal y el tratamiento definitivo en restablecer la posición y el contacto párpado-ojo normales y será quirúrgico generalmente. 

La técnica empleada dependerá del tipo de ectropión: en los subtipos senil y paralítico es útil realizar procedimientos de tensado horizontal (tira tarsal lateral, fijación transósea, etc.) que pueden ir acompañados o no de la reparación del músculo retractor del párpado inferior. Por el contrario, en el ectropión cicatricial es habitual el recurrir a injertos de piel que reviertan el acortamiento vertical del párpado y por tanto, el vector de tracción anómalo existente.   

Tras la intervención, es esperable la aparición de una inflamación palpebral moderada que suele resolverse en el transcurso de 7-10 días.  Las suturas utilizadas durante la cirugía, se retiran transcurrida una semana desde la misma. 

Lo último en párpados