Pterigium

El equipo de oftalmólogos de la clínica VISIÓON  cuenta con una amplia experiencia para tratar toda clase de enfermedades oftalmológicas desde las más frecuentes a las más complejas.

El pterigium consiste en la aparición de una zona de crecimiento triangular de la conjuntiva sobre el ángulo interno de la córnea y que según su tamaño puede comprometer de forma grave la visión cuando invade el área de la pupila del globo ocular. Aunque se solucione mediante cirugía dejará una cicatriz a su paso por la córnea que producirá una disminución de la visión.

El pterigium produce una irritación y enrojecimiento de la zona, acompañada de escozor, lagrimeo y sensación de cuerpo extraño de intensidad variable. Cuando el crecimiento es importante, llega a afectar el área de la pupila, comprometiendo en mayor o menor intensidad la visión.

Es más frecuente, en personas que han vivido muy expuestas al sol, viento y ambientes polvorientos en climas cálidos, pudiendo tratarse de una respuesta a factores de sequedad y exposición a los rayos ultravioleta de forma crónica.

Tipos de Pterigium

Hay varios tipos de Pterigium, el más frecuente es el nasal, y aunque la mayoría crecen con el tiempo hasta la solución quirúrgica, algunos detienen su crecimiento y si el paciente apenas tiene síntomas en algunos casos seleccionados no es necesaria la cirugía Oftalmológica.

El origen es un tejido fibrovascular que crece desde la carúncula o ángulo interno del ojo, por debajo de la conjuntival hasta el limbo corneal. Es por esta razón que es tan importante en la cirugía del pterigium que el Oftalmólogo busque la zona desde donde se origina para quitar ese tejido originario, o el Pterigium se volverá a reproducir o recidivar.

En ocasiones donde ha ocurrido la recidiva del pterigium o el caso es muy grave, será necesaria la cirugía con plastia de conjuntiva o autotrasplante, pondremos conjuntiva sana del paciente, de otra zona del ojo no afectada por el pterigium o incluso del otro ojo, para evitar la recidiva. También utilizamos en algunos casos en los que la cicatriz es grande, así como la pérdida de visión, un tratamiento con láser excimer para la córnea afectada.

La intervención de Pterigium es sencilla, se realiza bajo anestesia local y suele precisar suturas de la conjuntiva, que pueden ser reabsorbibles o no, y precisará un tratamiento postoperatorio para minimizar la inflamación y el riesgo de recidiva. Normalmente el paciente podrá volver a su vida cotidiana en unos días completamente recuperado.