Ptosis Palpebral

Confía en VISIÓON para descubrir una nueva forma de ver las cosas. Los mejores oftalmólogos y la tecnología al servicio de tus ojos.

¿Qué es la Ptosis Palpebral?

La ptosis palpebral hace referencia a una malposición del párpado, anormalmente baja y que puede afectar al campo visual en casos moderados o avanzados.  Puede ser congénita (presente al nacimiento) o adquirida (desarrollada después).

Subtipos de ptosis palpebral adquirida

Neurogénica: causada por alteración de los nervios que llevan la señal nerviosa hasta los músculos responsables de la elevación del párpado.

ᐈ Miogénica: causada por enfermedades que afectan específicamente a los músculos (por ejemplo: miastenia gravis).

ᐈ Mecánica:  debida a un descenso del párpado por algún proceso que ejerce un peso adicional sobre el mismo (por ejemplo: quistes, cicatrices, etc.)

ᐈ Aponeurótica (involutiva): por una desinserción o elongación del músculo encargado de elevar el párpado superior.

ᐈ Traumática: por lesión directa o indirecta del músculo elevador del párpado.

  • Síntomas

    Los síntomas y signos más habituales incluyen la caída del párpado, la reducción del campo visual y la sensación de fatiga o pesadez persistente, ya que el paciente recurrirá los músculos de la frente para compensar la caída del párpado.

  • Tratamiento

    El tratamiento de la ptosis dependerá de la causa. En las ptosis asociadas a la miastenia gravis (tipo miogénico), bastará con administrar el tratamiento médico específico y en resto de tipos será necesaria la cirugía. 

    La técnica quirúrgica a emplear dependerá de la función del músculo elevador:

    ᐈ Cuando esta es adecuada, bastará con un avance o acortamiento del mismo. 

    ᐈ Sin embargo, en los casos en los que la función está comprometida (ptosis congénitas), se utilizarán a técnicas de suplencia para conectar el párpado mediante diversos materiales (autólogos o sintéticos) a los músculos de la frente y que estos últimos asuman la función de elevar el mismo.    

    Habitualmente estas intervenciones se realizan bajo anestesia local y en régimen ambulatorio en adultos, precisando de anestesia general en los casos congénitos debido a la corta edad de los pacientes.