Noticias Visióon

958 20 70 70
Pide cita Online

Los peligros oftalmológicos de los medicamentos para combatir el acné

Los efectos adversos oculares de los fármacos representan un importante número de consultas oftalmológicas. El ojo es especialmente sensible a presentar trastornos asociados con diversos tratamientos. Afortunadamente, la mayoría de las reacciones oculares adversas remiten cuando se interrumpe el tratamiento, aunque en determinadas ocasiones el problema se puede volver crónico.

Si hablamos del ácido 13-cis-retinoico seguramente muy poca gente sabrá de qué se trata, tampoco si hablamos de la isotretinoína, un fármaco del grupo de los retinoides, derivados de la vitamina A.

Pero si hablamos del Roacután, Dercutane, Isdiben, Isoacné… o demás nombres comerciales, la cosa cambia. En la actualidad el Roacután, adopta múltiples nombres desde que la patente caducase.

Todos estos fármacos tienen en común el llevar el mismo principio activo, la isotretinoína. Debido a que se ha demostrado que es la mejor solución para los pacientes con acné severo.

Este fármaco disminuye la producción de las glándulas sebáceas, tiene efecto anti-bacteriano y anti-inflamatorio. Su salida al mercado en los años 80 del pasado siglo de la mano de un famoso laboratorio revolucionó los tratamientos dermatológicos al poder curar los casos de acné severos que no respondían a ninguna terapia convencional. Las tasas de éxito eran muy elevadas y había cierta seguridad en el que el acné no volvería a reproducirse de por vida en aquellos pacientes tratados.

Si os hablamos de este tratamiento dermatológico es porque algunas personas tratadas con este fármaco han sufrido varios e importantes efectos secundarios que irían desde molestias leves a problemas graves e incluso crónicos.

En nuestra clínica oftalmológica interesan especialmente los problemas relacionados con afecciones oculares y concretamente con el ojo seco.

El ojo seco es una disfunción lagrimal que afecta a la calidad visual, produce molestias que pueden llegar a ser invalidantes y puede ocasionar lesiones oftalmológicas graves e irreversibles en sus formas más graves.

Parece ser, según leemos en noticias publicadas en prensa, que en determinadas personas tratadas con este tratamiento antiacné uno de los efectos ha sido el síndrome del ojo seco incluso muchos años después del fin tratamiento y curado el problema del acné.

Estos medicamentos antiacné pueden llegar a causar esta afección incluso de forma severa y en determinados pacientes con mayor sensibilidad al fármaco, el ojo seco se puede convertir en una enfermedad crónica.

Existen varios estudios que han asociado a la isotretinoína con la aparición de hipertensión endocraneal, disfunción de la glándula de Meibomio, malestar asociado con el uso de lentes de contacto, ojo seco, blefaroconjuntivitis y cambios agudos y transitorios en la refracción.

Una revisión de los efectos adversos de este fármaco realizada en 2012 llegó a la conclusión de que los problemas oculares pueden presentarse en hasta un 3,4% de las personas tratadas. Los cuadros leves de visión borrosa, ojo seco y queratoconjuntivitis son las manifestaciones más comunes.

La mayoría de los efectos adversos oculares en pacientes son leves e incluso no interfieren con la finalización del ciclo terapéutico pero se han descrito alteraciones oftalmológicas potencialmente graves.

El tratamiento con isotretinoína es según la opinión de la mayoría de los dermatólogos el tratamiento más eficaz y seguro con una mejoría duradera contra el acné.

Desde el punto de vista de los oftalmólogos se debería de proporcionar a los pacientes una información completa y realizar un seguimiento clínico oftalmológico adecuado para facilitar la detección precoz de cualquier problema ocular derivado del tratamiento y evitar complicaciones a largo plazo.

Los riesgos de dormir con lentillas

Aunque los materiales empleados en la fabricación de las lentillas cada vez son mejores, el uso de lentes de contacto limita el acceso de la córnea tanto a la lubricación de la lágrima como al necesario oxígeno.

Esto provoca que pasar mucho rato con las lentillas puestas puede producir muchas molestias y que los ojos se enrojezcan y nos piquen.

Un uso indebido de las lentillas es utilizarlas sin extremar las precauciones de higiene en su manipulación y conservación. Al que debemos sumar otro gran error, irse a dormir sin quitarse las lentillas, incluso aunque solo sea una siesta.

Dormir con las lentes de contacto puestas puede provocar infecciones de la córnea, como la queratitis microbiana o mayores problemas de salud ocular.

En la última edición del Annals of Emergency Medicine de Estados Unidos se recogen varios ejemplos de extrema gravedad desde casos de queratitis microbiana bacteriana y micótica, a úlcera corneal de un hombre con perforación en la córnea. Todos los casos tienen un mismo hilo conductor, un uso indebido de las lentillas no quitándolas para dormir.

Y no solo hablamos por las noches, incluso al hacer la siesta. El motivo es que al tener los ojos cerrados, se produce menos lágrimas, por lo que dormir con las lentes de contacto, aunque sea solo el rato de la siesta, hace que se queden pegadas al ojo debido a la deshidratación.

Esta sensación es muy molesta y puede dañar al ojo. Si pasa esto debemos recurrir a las lágrimas artificiales para volver a hidratar el ojo y las lentillas y retirarlas para que descase nuestro ojo.

La publicación especializada Ophthalmology publicó un estudio hace algunos años que determinaba que las probabilidades de padecer queratitis se incrementaba en casi 7 veces si se dormía de forma ocasional con las lentillas puestas.

Aunque las lentes de contacto son una forma segura y eficaz de corregir problemas refractivos su uso inadecuado y la falta de higiene suponen un riesgo de infección de la córnea.

Los factores de riesgo más habituales son la falta de higiene, su uso más allá de las recomendaciones del fabricante, dormir con las lentillas puestas, uso de lentillas o líquidos caducados, su conservación en agua del grifo, su uso en la playa o en piscinas, etc.

Recuerda que si quieres despreocuparte de todos estos factores de riesgo una opción totalmente segura, económica y eficaz es la operación ocular láser con la que descubrirás una nueva vida sin los problemas derivados del uso diario de gafas o lentillas. Llámanos y pide tu cita prequirúrgica al 958 20 70 70. ¡Nos vemos en VISIÓON Oftalmólogos!

La controversia sobre el Omega-3 en el tratamiento del ojo seco

Los ácidos grasos omega-3 son un grupo de ácidos grasos poliinsaturados que se encuentran en alta proporción en los tejidos de ciertos pescados y mariscos y en algunos vegetales como las nueces. El Omega-3 está dentro de los llamados ácidos esenciales y el cuerpo humano debe adquirirlo a través de la alimentación.

El Omega-3 tiene muchos beneficios para la salud en general y tradicionalmente se ha considerado beneficioso para cuidar la salud de nuestros ojos. Principalmente los ácidos grasos esenciales Omega-3 nos ayudan a prevenir enfermedades tan graves como la Degeneración Macular Asociada a la Edad.

Esta afección es la causa más frecuente de disminución severa de la visión en el mundo occidental y afecta principalmente a personas mayores de 50 años.

La enfermedad causa lesiones en la zona central de la retina llamada mácula. Ésta es la responsable de la visión precisa, necesaria para leer, conducir o ver la televisión.

Existen estudios que relacionan la toma de Omega-3 con una mejor salud de las células de la retina por lo que se concluye que un suplemento de estos ácidos grasos es beneficioso para la prevención y la progresión de esta enfermedad.

La controversia la encontramos en el papel que juegan los suplementos de Omega-3 para tratar el Ojo Seco.

El ojo seco es una de las enfermedades oftalmológicas más frecuentes en el mundo civilizado, se calcula que un 20% de la población lo sufre, tasa que sube al 75 % si los pacientes tienen más de 70 años. El ojo seco es una disfunción lagrimal que afecta a la calidad visual, produce molestias que pueden llegar a ser invalidantes y puede ocasionar lesiones oftalmológicas graves e irreversibles en sus formas más graves.

¿Por qué se produce el ojo seco?

El ojo seco aparece cuando la película lagrimal es insuficiente o de mala calidad para mantener una correcta lubrificación ocular.

Hasta ahora se creía que el consumo habitual de ácidos grasos Omega-3 beneficiaba a la producción de lágrima, haciéndola más abundante y de mayor calidad y evitando que se evapore con mucha facilidad.

Por eso se recomienda para las personas que sufren el síndrome del ojo seco la toma de suplementos de Omega-3 o una dieta rica en alimentos que lo contienen.

Esta recomendación procede de varios estudios que demostraban con datos empíricos como la toma de capsulas de ácidos grasos omega 3 produce una mejoría de los síntomas de ojo seco y la disminución de la evaporación lagrimal y mejora del índice Nelson. (Oral omega-3 fatty acids treatment in computer vision syndrome related dry eyeShort-term consumption of oral omega-3 and dry eye syndrome.)

Pero hablamos de controversia debido a un reciente estudio publicado este mismo mes en el New England Journal of Medicine y presentado en la Reunión Anual de la Sociedad Estadounidense de Cataratas y Cirugía Refractiva, que tira por los suelos todo lo anterior.

Según los investigadores que han trabajado durante tres años en 27 hospitales de los Estados Unidos, los suplementos de omega-3 no son significativamente mejores que el placebo para reducir los síntomas del ojo seco.

El estudio contó con la participación de más de 500 pacientes de ojo seco, divididos entre pacientes que tomaban una dosis diaria de un suplemento de omega-3 o un placebo de aceite de oliva, pero no hubo diferencias significativas en el grado de mejora de los síntomas entre los grupos.

La discusión está servida y faltan nuevos estudios que ratifiquen esta conclusión, pero lo que sí que está claro es que los ácidos grasos omega 3 son beneficios para nuestro organismo, más allá de su papel en la mejora del ojo seco.

Solicita información sin compromiso

Contactaremos con usted en la mayor brevedad posible para darle respuesta a su duda o agendarle una cita.


    *Campos obligatorios