Blog de VISIÓON Oftalmólogos

958 20 70 70
Pide cita Online

En carnaval cuida también tu salud ocular

En carnaval, las lentillas de colores son el mejor complemento a cualquier disfraz, pero lo que mucha gente desconoce es que usar estas lentillas puede poner en peligro nuestra salud ocular, siempre que no se utilicen lentes de contacto homologadas ni se sigan las pautas de uso correctas.

Las fiestas de Carnaval se celebran con gran entusiasmo en muchas localidades de la provincia de Granada. Pero una cosa es el Carnaval y sus disfraces y otra mucho más seria, nuestra salud ocular. Ahora es muy habitual el uso de lentillas fantasía, para darle un toque más de realismo a nuestro disfraz.

En este post, os vamos a dar algunos consejos para que el uso de lentillas de colores y maquillajes de ojos, no arruinen uno de los días más divertidos del año.

Consejos sobre el uso de lentillas de colores

  • Compra siempre las lentillas, en un establecimiento autorizado. Huye de lentillas con precios irrisorios. Las lentes de contacto son un producto sanitario y la legislación española es muy estricta en este sentido. Es importante adquirirlas en una óptica, donde además, el óptico-optometrista puede aconsejarte cómo ponerlas y quitarlas de forma adecuada.
  • Extrema la limpieza al manipularlas, es fundamental lavarse las manos antes y después de usar las lentillas.
  • Si además de lentillas de fantasía, vamos a maquillar los ojos. Primero debemos colocarnos las lentillas y después aplicar el maquillaje.
  • Realizar el mismo procedimiento al desmaquillarnos, primero se retiran las lentillas y luego el maquillaje.
  • Las lentillas son intransferibles, por favor, que a nadie se le ocurra ponérselas, meterlas en líquido de lentillas para «limpiarlas» y al día siguiente prestárselas a su amigo.
  • No es recomendable, usarlas más de 8 horas seguidas. Los tintes que llevan estas lentillas hacen que el ojo respire peor que con unas lentillas normales y puede irritarse y causar molestias.
  • Recordar que no todo el mundo puede llevar lentillas, por lo que es conveniente acudir a un oftalmólogo para un realizarse un examen ocular previo.

Consejos para el maquillaje de ojos de carnaval

  • En primer lugar, la higiene y limpieza es muy importante a la hora de prevenir las infecciones oculares. Hay que lavarse bien las manos antes de aplicar el maquillaje y asegurarse de que todos los instrumentos y aplicadores estén perfectamente limpios.
  • No hay que humedecer los productos cosméticos, ni con agua ni saliva, si lo haces puedes introducir bacterias.
  • Nunca compartas maquillaje de ojos, al menos la máscara de pestañas que entra en contacto con el globo ocular. Si compartís sombras de ojos, utilizad aplicadores desechables, para no transmitir gérmenes ni bacterias de unos a otros.
  • Aplícate cosméticos destinados para los ojos. No debes usar un maquillaje usado o destinado para otra parte de la cara o el cuerpo, en los ojos.
  • Cuidado con purpurinas, brillantitos y pegamentos. Utiliza siempre productos homologados, que no perjudiquen la salud ocular ni la piel.
  • Si puedes, evita tintarte las cejas, ya que los productos para tintar pueden causar una lesión ocular de gravedad, como una quemadura.
  • Si tu disfraz lo exige, extrema la precaución al usar pestañas postizas o extensiones. Suelen llevar unos adhesivos que no siempre cumplen los requisitos de seguridad y de etiquetado de cosméticos.

Lo más importante en Carnaval es disfrutar del buen ambiente de la calle, el colorido, los extravagantes diseños…Siguiendo las pautas básicas que os comentábamos en los puntos anteriores, no tendréis que preocuparos de vuestra salud ocular, solo de pasarlo bien.

De igual modo, en caso de sufrir algún incidente en los ojos y/o párpados, como irritación, picor, sensación de arenilla, párpados inflamados… Una vez retirados maquillaje y lentillas, y tras una buena limpieza de la zona, llama a tu oftalmólogo para revisar que no haya ninguna lesión grave.
En VISIÓON Oftalmólogos, os atenderemos con la mayor brevedad posible, en nuestras clínicas de Granada y Jaén, llamando al 958 20 70 70.

¡La vida es un carnaval!

 

Moscas volantes o miodesopsias

Las moscas volantes o miodesopsias son muy frecuentes, sobre todo en pacientes miopes a partir de los 30-40 años, consiste en la aparición de puntos oscuros, que pueden aparecer como formas puntiformes, circulares o lineales en el campo visual. Son móviles y varían en intensidad según la luz ambiental en la que está el paciente en ese momento.

 ¿Por qué aparecen las moscas volantes?

Las moscas volantes o miodesopsias son el síntoma que aparece en el paciente cuando el vitreo, que es un gel que ocupa la cámara posterior del ojo, y está en contacto con la retina y el cristalino, pierde su transparencia y homogeneidad. Cuando esto sucede, se producen opacidades en el vitreo con una densidad mayor que el agua y que al ser atravesadas por la luz ambiental, producen sombras, que hacen aparecer la visión de moscas volantes o miodesopsias.

Factores de riesgo que pueden causar miodesopsias. ¿Cuándo aparecen las moscas volantes?

Algunas de las causas por las que aparecen las moscas volantes de forma más precoz son:

  • Miopía: La miopía es el factor de riesgo más importante en las miodesopsias, moscas volantes, desprendimiento de vítreo o de retina. Es por tanto muy importante que el paciente miope siga un control oftalmológico estrecho.
  • Inflamación intraocular: Episodios como las uveítis anteriores o posteriores provocan un aumento de las opacidades vítreas que ocasionan miodesopsias o moscas volantes, el proceso inflamatorio favorece las opacidades en el vítreo.
  • Golpes o traumatismos oculares: Los golpes o traumatismos provocan cambios agudos en la relación entre el vítreo y la retina, provocando en muchos casos el desprendimiento del vítreo.

Además estas opacidades en el vítreo pueden ser ocasionadas por el desprendimiento de vitreo posterior, una patología que sufren la mayoría de pacientes, de forma más precoz en pacientes jóvenes y que en ocasiones puede originarse por traumatismo u otras enfermedades como la uveitis o la diabetes.
Un desprendimiento de vitreo es una patología potencialmente muy grave, pues puede ser el comienzo de un desprendimiento de retina, por lo que debe ser evaluado por un oftalmólogo de forma urgente.

Tratamiento de las moscas volantes

Generalmente el tratamiento de la miodesopsia no es necesario, más allá de la revisión de la retina periférica para descartar lesiones predisponentes al desprendimiento de retina, el paciente suele mejorar progresivamente sin tratamiento alguno, en casos que no sean graves.

En caso de desprendimiento de vítreo, como comentábamos anteriormente, sí que debe acudir a la clínica para que un oftalmólogo especialista en retina, retinólogo, lo evalúe.

Cuando la fase aguda del desprendimiento de vitreo termina, y tras unos meses el ojo no ha sufrido otra patología relacionada, en muchas ocasiones el paciente se encuentra muy molesto por la visión de moscas volantes o miodesopsias, que en muchos casos puede incluso originar una pérdida de agudeza visual o grandes molestias visuales.

Tras un examen minucioso del ojo, y en especial de la retina en su conjunto y del vitreo en toda su extensión, el retinólogo podrá explicar las opciones de tratamiento que considera más adecuadas para ese paciente.

En muchos casos se opta por la vitrectomía microincisional por 27g, una técnica mínimamente invasiva que se realiza bajo anestesia local de forma ambulatoria, con una recuperación muy rápida que permite al paciente volver a su vida cotidiana en poco tiempo.

La vitrectomía hace desparecer las miodesopsias al eliminar todo en vitreo, y elimina asimismo la posibilidad de recidiva de las miodesopsias o moscas volantes, siendo un tratamiento con alta tasa de éxito con una muy baja tasa de complicaciones.

Si sufres miodesopsias o moscas volantes, no dudes en consultarnos tu caso, nuestros retinólogos buscarán la mejor alternativa de tratamiento para ti. Te esperamos en nuestra clínica oftalmológica de Granada o en la clínica VISIÓON de Jaén.

Historia de la cirugía de catarata

La cirugía de la catarata, ha alcanzado un grado de eficacia y seguridad altísimo, siendo en nuestro tiempo la cirugía que más se realiza en todo el mundo, pues además de ser muy frecuente, la mayoría de los pacientes precisan realizarse dos cirugías de catarata, una por cada ojo a lo largo de su vida.

Primeros datos sobre cirugía de catarata: Antiguo Egipto

Los primeros datos que tenemos sobre cirugía de catarata realizada en el mundo, datan del Antiguo Egipto, hace más de 4000 años, en los que los médicos egipcios realizaban lo que hoy en día conocemos como reclinación. El médico introducía un punzón dentro del ojo del paciente y rompía la zónula para que el cristalino se “tumbase” y dejase pasar la luz y algunas imágenes hasta la retina (aún hoy en día esta técnica se sigue utilizando en regiones de África y Asia).

Debemos recordar que en esa época no existía la anestesia, y aunque el paciente mejoraba algo, nunca alcanzaba una visión correcta, aparte de las múltiples infecciones que imaginamos habría al no existir conceptos como al esterilidad ni los antibióticos. Durante muchos siglos la reclinación fue la única alternativa a la ceguera por catarata, por lo que incrementó su popularidad y se realizaron infinidad de estas cirugías con unos medios ínfimos.

Primera extracción de catarata: 600 a.C.

En el 600 a.C., hay evidencia de que un oftalmólogo Indio, Sushutra, realizó la primera extracción de catarata de la que hay constancia en el mundo. Esa técnica sustituyó a la reclinación en gran parte del mundo. Esa técnica es conocida aún como cirugía intracapsular del cristalino, y se realizaron millones en el mundo.

Extracción de cataratas sin suturas: Francia 1748

En 1748, el oftalmólogo francés Jacques Daviel realizó la primera extracción de catarata en París. Pudo demostrar una eficacia del 50% en su cirugía, que consistía en una gran unción corneal, a través de la cual extraía la catarata entera, con el problema añadido de que en esa época no existían suturas, por lo que el paciente debía quedar en cama casi un mes para esperar a que la herida ocular cerrase.
Esa cirugía se conocía como cirugía extracapsular de la catarata, y hasta la llegada de la facoemulsificación, fue la técnica de lección en el mundo desarrollado.
Luego se perfeccionaría con la llegada de las suturas y de las lentes intraoculares, mejorando de forma muy significativa la recuperación visual así como el tiempo y los síntomas de la recuperación del paciente a una actividad normal.

Desde 1950: evolución

Desde 1950 la cirugía extracapsular de la catarata se desarrolló de forma muy significativa, con la llegada de incisiones más pequeñas que permitían una mejor recuperación y una menor tasa de complicaciones en los pacientes con cataratas.

Revolución tecnológica: a partir de 1967

La revolución tecnológica impactó de forma muy significativa en 1967 cuando Charles Kelman, un oftalmólogo norteamericano describió la facoemulsificación como técnica para la cirugía de la catarata. Kelman usaba un equipo que emitía ultrasonidos para disolver la catarata y aspirarla por una incisión pequeña, que solía rondar los 3 mm y no precisaba ser suturada al terminar la cirugía.

La facoemulsificación de la catarata, junto al desarrollo de las lentes intraoculares aportaron a la cirugía de la catarata un grado de eficacia, seguridad y velocidad de recuperación desconocidos hasta el momento, el paciente operado de cataratas podía caminar al día siguiente con una visión casi recuperada al 100%.

Hoy en día

En nuestro días, la cirugía de la catarata es ambulatoria, el paciente no precisa ingreso hospitalario. Se realiza con anestesia en gotas, sin dolor, y con una recuperación de horas. Con el uso de las lentes intraoculares adecuadas y una técnica precisa a través del Oftalmólogo cirujano, permiten al paciente prescindir del uso de gafas tras la operación de cataratas.

Nunca debemos olvidar que el estado tan avanzado que disfrutamos en la actualidad en la cirugía de cataratas, es gracias al trabajo y esfuerzo de oftalmólogos que nos han precedido, que han innovado las técnicas quirúrgicas. Al igual que a los millones de pacientes operados de cataratas a lo largo de la historia, que han aportado su grano de arena para que hoy, la cirugía de la catarata sea una de las más seguras de todo el cuerpo humano, y sin duda la que mejores resultados anatómicos y funcionales tiene.

Es por esto que la cirugía de cataratas es considerada unas de las cirugías cuyos resultados son más valorados por los pacientes que se someten a ella.

Texto escrito por el Dr. López-Marín Espigares.

 

 

Ojo seco y cataratas

¿Qué es el síndrome del ojo seco?

El ojo seco es una patología oftalmológica crónica y multifactorial en la que la lágrima del paciente no cumple adecuadamente su función, produciendo molestias frecuentes como picazón, sensación de arenilla o cuerpo extraño y cansancio ocular.
El ojo seco es una enfermedad muy frecuente en personas mayores de 50 años, de forma especialmente frecuente en mujeres. Es una enfermedad tremendamente molesta por la continuidad de sus síntomas y lo invalidante que resulta para actividades muy comunes como ver la televisión, leer o realizar actividades con dispositivos eléctricos.

¿Qué son las cataratas oculares?

La catarata es la causa más común de ceguera evitable en el mundo, por este motivo la cirugía de la catarata es la cirugía más realizada en el mundo actualmente. Es una patología que aunque puede aparecer en cualquier momento de la vida, tiene la mayor incidencia entre los mayores de 70 años. La catarata supone la opacidad total o parcial del cristalino, que es la lente natural del ojo con la que enfocamos los objetos y permitimos el paso de la luz hacia la retina.

¿Qué ocurre con los pacientes que además de ojo seco, padecen cataratas o viceversa? ¿Cómo actuar en estos casos?

Es muy frecuente que nos encontremos con pacientes que combinan ambas enfermedades, pacientes con ojo seco que desarrollan cataratas o pacientes con cataratas que en la consulta son diagnosticados de un ojo seco.
Los pacientes con ojo seco que van a ser sometidos a cirugía de cataratas son especialmente delicados, pues se ha demostrado que la cirugía de catarata suele empeorar los síntomas de ojo seco, aunque sea de forma temporal.

Estos pacientes deben ser evaluados de forma exhaustiva, realizando pruebas de diagnóstico de ojo seco como la meibografía, el test de Schirmer o la expresión de las glándulas de meibomio. Tras estas exploraciones deben ser tratados de forma específica por el oftalmólogo para intentar mejorar su ojo seco, lo máximo hasta la cirugía de catarata, que debe ser especialmente cuidadosa encaminando todo el proceso hacia el máximo cuidado de la superficie ocular por el oftalmólogo que realiza la operación de cataratas.

En el postoperatorio debemos ser también especialmente cuidadosos con el uso de medicamentos, especialmente los antibióticos tópicos que empeoran los síntomas de ojos seco.

Todo este proceso, individualizado por el oftalmólogo en estos casos tan especiales, deben estar encaminados a conseguir una exitosa cirugía de cataratas con el mínimo empeoramiento posible de los síntomas de ojo seco.
En la clínica Oftalmológica VISIÓON contamos con un Oftalmólogo especializado en ojo seco, el doctor Leandro León Barranco y grandes especialistas en la cirugía de catarata, por lo que contamos con una larga experiencia en tratar enfermos de alta complejidad como los que unen la catarata con la enfermedad de ojo seco.

Artículo escrito por el Dr. López-Marín Espigares.

¿Cuál es la mejor lente para la cirugía de cataratas o la cirugía de presbicia?

¿Qué tienen en común la cirugía de cataratas y la cirugía de presbicia?

La cirugía de cataratas y la cirugía de vista cansada o presbicia, tienen en común, la sustitución del cristalino del paciente, por una lente intraocular. Esta lente intraocular (LIO) compensará las dioptrías que tiene el cristalino natural (de media unas 22 dioptrías) y las dioptrías que sufría el paciente, de miopía, hipermetropía y astigmatismo, y en el caso que sea posible, también la vista cansada o presbicia.
Es decir, existen lentes intraoculares (LIO), con las que el paciente tendrá una gran independencia de gafas, ya que además de corregir la catarata, estas lentes pueden corregir otros defectos refractivos como la presbicia, el astigmatismo o la miopía y así el paciente vivirá sin gafas ni lentillas tras la cirugía de catarata.

Cirugía de cataratas

La catarata es la causa global más frecuente de ceguera reversible. El cristalino es la lente natural del ojo con la que enfocamos los objetos y permitimos el paso de la luz hacia la retina. La catarata supone la opacidad total o parcial del cristalino. El único tratamiento definitivo de la catarata es su extracción quirúrgica, además, una vez intervenida, la catarata nunca aparece de nuevo.

La facoemulsificación es el método más avanzado para el tratamiento definitivo de las cataratas. La cirugía de facoemulsificación de cataratas consiste en la extracción del cristalino opaco a través de unas mínimas incisiones corneales que no requerirán suturas dado su pequeño tamaño y su posterior sustitución por una lente intraocular (LIO) que realiza su misma función en el interior de ojo.

Cirugía de presbicia o cirugía de vista cansada

La presbicia o vista cansada aparece a partir de los 40-45 años de manera natural, no es signo de enfermedad alguna. Se produce por el envejecimiento del cristalino, progresivamente disminuye su capacidad de actuar como lente natural del ojo y se necesitan utilizar gafas para la presbicia (gafas de cerca), de forma frecuente y/o permanente.

La operación de vista cansada se realiza mediante el implante de lentes intraoculares (LIO) que corrigen el problema. Actualmente la operación de vista cansada o presbicia mediante lentes intraoculares está muy avanzada. La facoemulsificación es el método definitivo para el tratamiento de la presbicia.

¿Qué son las lentes intraoculares LIO y qué tipos existen?

Una vez aclarado el proceso de la cirugía de catarata y de presbicia, y la necesidad de implantar una lente en todos los pacientes que son intervenidos de cristalino, nos gustaría intentar mostrar toda la información necesaria para que el paciente que va a ser operado de cataratas o de presbicia comprenda cuál es la mejor lente para su caso.

La lente intraocular (LIO) es una lente artificial transparente, que sustituye el cristalino disfuncional del paciente. Esta lente enfoca la luz que entra en el ojo a través de la córnea y la pupila hacia la retina. Por un lado, la lente intraocular corrige las dioptrías del paciente para que pueda prescindir de gafas y lentillas (presbicia), y por otro, elimina la opacidad total o parcial de este (cataratas), puesto que el cristalino es reemplazado por esta lente intraocular.

Existen muchos tipos de lentes: monofocales, monofocales esféricas, monofocales tóricas, de rango extendido, bifocales, multifocales o trifocales, cada lente tiene pros y contras, el trabajo del oftalmólogo debe ser estudiar en profundidad el ojo del paciente, su estilo de vida, sus expectativas y su personalidad, de este modo podrá dar al paciente las mejores opciones para su caso, y tomar una decisión compartida entre Oftalmólogo y paciente, que es la clave del éxito de nuestro trabajo.

¿Cuál es la mejor lente para la cirugía de catarata o presbicia?

Como idea general nos gustaría transmitir que «no existe una lente mejor que otra, sino una mejor lente en cada caso». Es imprescindible que cada caso de operación de cataratas, vista cansada o presbicia debe ser individualizado y estudiado uno por uno, pues no hay dos casos iguales.

La elección de la lente depende de muchos factores del ojo, como si hay alguna patología añadida, como alguna enfermedad de la retina, del nervio óptico, de la córnea o una ambliopía u ojo vago presente en el paciente. De igual modo es muy importante el trabajo o la actividad que desempeña el paciente en su actividad diaria, no es lo mismo recomendar una lente a un paciente que su trabajo es conducir de noche, que a un relojero, que a alguien que está en una oficina con el ordenador todo el día, todos estos factores influyen mucho en la recomendación que debe hacer el oftalmólogo de una u otra lente intraocular al paciente.

Si va a ser intervenido de cataratas o de presbicia o vista cansada, presta especial atención a la elección de la lente en su caso, gran parte del éxito de todo este proceso radica en una buena elección de la lente a implantar, por lo que debe confiar siempre en su Oftalmólogo para una cirugía tan importante como la de cataratas o vista cansada, pues es una cirugía que se realiza solo una vez en la vida.

En VISIÓON Oftalmólogos somos expertos en realizar este tipo de cirugías. Pida una cita prequirúrgica y conozca qué tipo de lente es mejor en su caso. Llámenos al 958 20 70 70. Tenemos clínicas en Granada y Jaén.

Hiperemia conjuntival

La conjuntiva es una de las capas que forman en el ojo, tiene una función anatómica de recubrimiento de la esclera y funcional, pues funciona como una mucosa. Es un tejido muy fino, en condiciones normales transparente y va desde la córnea hasta los párpados, creando un fondo de saco en el fornix parpebral inferior y superior. Es un tejido fundamental en un ojo sano, y en muchas ocasiones es el responsable de muchas molestias o patología de la superficie ocular.

¿Qué es la hiperemia conjuntival?

La hiperemia conjuntival es uno de los signos más frecuentes que se manifiestan en el ojo en un proceso de inflamación ocular. La hiperemia no es más que un aumento del tamaño del árbol vascular de la conjuntiva, que es el causante del aspecto de “ojo rojo” que tenemos en un proceso de inflamación ocular como por ejemplo en las conjuntivitis.

Hiperemia conjuntival síntomas

Muy frecuentemente la hiperemia conjuntival se acompaña de secreción conjuntival o legañas, así como lagrimeo y sensación de molestia o dolor.

Hiperemia conjuntival e hiperemia ciliar

Es muy importante diferenciar la hiperemia conjuntival, típica de conjuntivitis e inflamaciones de la parte anterior del ojo o segmento anterior de la hiperemia ciliar, que es un signo que sugiere mayor gravedad del proceso oftalmológico, la hiperemia ciliar es típica de patologías como la uveítis, el glaucoma, erosiones corneales o úlceras corneales y escleritis o epiescleritis.

Ante un caso de hiperemia en general, es mandatorio acudir a su oftalmólogo de confianza, en el caso de que la hiperemia sea ciliar, debemos acudir de urgencia.

Para diferenciar la hiperemia conjuntival de la hiperemia ciliar, debemos acudir al Oftalmólogo, pero podemos hay algunos datos que nos pueden ayudar a saber qué tipo de hiperemia o de “ ojo rojo” estamos sufriendo:

  • La hiperemia conjuntival suele ser más uniforme y veremos el fondo de saco palpebral también inflamado, es muy típico que se acompañe de legañas o secreción y suele molestar, no doler. En condiciones normales un ojo con hiperemia conjuntival no nota cambios de vision grandes el párpado puede estar inflamado, pero casi nunca demasiado.
  • Por el contrario la hiperemia ciliar suele doler, vemos roja la parte que rodea la córnea y es típico notar sensación de cuerpo extraño en el ojo o dolor intenso, fotofobia y suele ir acompañado de visión borrosa, halos alrededor de las luces o sensación de niebla. El edema palpebral suele ser más intenso y la sensación de gravedad es mayor por parte del paciente.

Ante un ojo rojo o hiperemia, recuerda, acude a tu oftalmólogo para que valore tu caso y te aconseje el mejor tratamiento. En el caso de que sospeches que tu hiperemia es o puede ser ciliar, acude a tu oftalmólogo de urgencia, el caso puede ser grave y el tiempo en ser valorado en ocasiones marca la diferencia entre un buen pronóstico oftalmológico o uno más complejo.

I Jornada VISIÓON

 

 

 

El pasado 25 de noviembre, celebramos la I Jornada de VISIÓON. Fue un día maravilloso, donde nos reunimos todo el equipo de VISIÓON al completo, tanto de la clínica de Granada como de la clínica de Jaén, y tuvimos tiempo de compartir momentos de trabajo y ocio. Una jornada muy interesante con ponencias de compañeros en las que hubo lugar para exponer casos clínicos, nuevas mejoras de funcionamiento, gestión eficiente, trabajo en grupo y hacer balance de este 2022.  Después disfrutamos de la tradicional comida navideña.

La I Jornada de VISIÓON, se celebró en María de la O, un restaurante situado en el corazón de la ciudad de Granada, donde además existen distintas salas para eventos. Así que fue un lugar ideal para compartir primero conocimientos y más tarde risas, comida y bailes.

Para las ponencias, se organizó a la plantilla en dos equipos: por un lado oftalmólogos, optometristas y administración y por otro atención al paciente, experiencia de paciente, calidad y administración. Para todos hubo diferentes ponencias y actividades, en las que se compartieron puntos de vista, experiencias, casos clínicos y se expusieron mejoras para que un año más, las clínicas VISIÓON puedan ofrecer el mejor servicio a nuestros pacientes.
Antes de la comida, la mención especial de este año fue para nuestro equipo de optometría. Talento, trabajo y mucho esfuerzo, fueron reconocidos a nuestros compañeros ópticos.

También asistió a esta I Jornada de VISIÓON, Mauricio Losa, gerente del grupo Innova Ocular al que pertenece VISIÓON Oftalmólogos. Desde aquí agradecemos que un año más, esté con nosotros en un día tan especial.

Luego, ya todos juntos, en la comida compartimos risas, conversaciones y bailes en la comida navideña, donde lo pasamos genial.

Desde VISIÓON, nos gustaría agradecerle a todos nuestros pacientes la confianza depositada en nuestro equipo para cuidar su salud ocular. Gracias por este año 2022. Ha sido increíble la de historias que hemos vivido en nuestros centros. Miles de pacientes han pasado por nuestras instalaciones: revisiones, diagnósticos, cirugías, tratamientos… Muchísimas gracias a todos y cada uno de los que hacéis posible, que la clínica VISIÓON sea líder en su sector en nuestras provincias.

Nuestros mejores deseos para estas Fiestas y para el año nuevo que entra. ¡Mucha salud (ocular) para todos!
Un abrazo de parte de todo el equipo de VISIÓON Oftalmólogos.

 

Migrañas con aura visual

Migrañas con aura síntomas

En muchas ocasiones recibimos en nuestra clínica Oftalmológica pacientes que nos refieren síntomas oculares relacionados con visión bilateral de luces, ondas, líneas reflectantes o defectos del campo visual, que suelen ser progresivos y evolucionan durante unos 20-30 minutos de duración, luego desaparecen y dan inicio a una migraña de mayor o menor intensidad. Todos estos síntomas suelen ser muy sugerentes de aura visual, y tras descartar patología oftalmológica deben ser explicados al paciente, y referir a un neurólogo si los síntomas se repiten con mucha frecuencia.

Qué son las migrañas con aura

En el caso de síntomas bilaterales de 20 minutos de duración aproximados y seguidos de cefalea, es muy probable que el origen de las molestias sea una migraña con aura visual, este concepto es una enfermedad neurológica, que casi nunca reviste gravedad y que en la mayoría de los casos no precisa de más tratamiento que el analgésico habitual. El origen de la migraña con aura es una “descarga neuronal” anómala que afecta al área occipital que es la encargada de la visión en el cerebro, y que es interpretada por el cerebro como luz. Cuando esa descarga cesa, queda una migraña o cefalea residual que puede ser más o menos intensa según el caso específico del paciente.

Diferencia entre síntomas de auras y síntomas de desprendimiento de retina o vítreo

Es muy importante destacar en todos estos síntomas la bilateralidad de los mismos, el tiempo en el que se desarrollan y el ir acompañados de cefalea o migraña. Nunca debemos confundir los síntomas de auras, bilaterales por definición, de la visión de fotopsias (sensación visual de percibir centelleos o puntos de luz cuando por alguna razón frotan sus ojos o los aprietan con fuerza) de forma unilateral, que son síntoma de desprendimiento de vítreo posterior o de desprendimiento de retina. Su enfoque es radicalmente distinto, de ahí la importancia de la valoración por parte del oftalmólogo de cualquier paciente que percibe luces o flashes en uno o los dos ojos.

Ante cualquiera de estos síntomas, llame a su oftalmólogo de confianza para una cita urgente, que descarte patología grave como el desprendimiento de vitreo posterior o incluso un desprendimiento de retina.

DGT: Multa de 200€ por no llevar gafas o lentillas

 

 

 

 

La DGT advierte: A partir del 1 de enero todos aquellos que conduzcan sin corrección visual en caso de precisarla, se arriesgan a una multa de 200€.

Si eres usuario de gafas o lentillas, conoces la importancia de llevarlas puestas siempre y más si es a la hora de conducir, donde son imprescindibles para ver bien y evitar accidentes.

Hace años, si en tu carnet indicaba que eras usuario de gafas, era obligatorio llevar unas de repuesto en la guantera. Actualmente la Ley no obliga a ello, aunque sea aconsejable, ya que en cualquier momento les puede pasar algo a las tuyas y necesitar unas de repuesto.

Hoy en día, lo que sí es obligatorio es llevar la corrección que indica tu carnet.
En el reverso de tu carnet de conducir, en la esquina abajo izquierda, aparece el apartado 12, que indica observaciones:

  • 01.01 Gafas
  • 01.02 Lentes de contacto
  • 01.03 Cristal de protección
  • 01.04 Lente opaca
  • 01.05 Recubrimiento del ojo
  • 01.06 Gafas o lentes de contacto
  • 01.07 Ayuda óptica específica

¿Entonces, si en el carnet pone que necesito gafas para conducir y llevo lentes de contacto, me multarán?

Si en tu carnet de conducir, indica en el apartado 12: 01.01, debes llevar gafas como corrección visual, si llevas lentillas pueden multarte, sí. Si utilizas de forma independiente gafas y lentillas, entonces en tu carnet debe aparecer el código 01.06.

Para evitar sobresaltos lo mejor es actualizar los datos en tu documentación. Esto debes hacerlo en un centro de reconocimiento médico o psicotécnico que esté homologado por la Dirección General de Tráfico.

Renovar el carnet tras una cirugía ocular

Una de las razones por la que podemos sustituir el carnet es someternos a una cirugía ocular.

Según el reglamento de conductores, un mes después de la intervención (aportando el informe correspondiente), se puede obtener o prorrogar el permiso de conducir con una vigencia máxima de un año. En el carné, entonces, ya habrá desaparecido el código 01. Doce meses después, debe evaluarse de nuevo la vista: el centro de reconocimiento de conductores fijará el período de vigencia posterior.

Hasta que tengas el carnet renovado, lleva siempre contigo el informe de alta de cirugía, para en caso de que te paren, poder justificar la cirugía.

 

 

 

La luz azul de las pantallas no afecta a los ojos

La Sociedad Española de Oftalmología se ha pronunciado varias veces sobre este tema bastante polémico y su posición es muy clara.

Cada cierto tiempo y movido seguramente por intereses comerciales se publican en los medios de comunicación noticias relacionadas con los posibles efectos de la luz azul en el ojo. Hablamos por ejemplo de un supuesto estudio científico que recogido en diferentes medios está generando una cierta alarma en la opinión pública sobre los posibles efectos de la luz azul en el ojo.

La Sociedad Española de Oftalmología considera que la luz azul que emiten las pantallas de los móviles no es perjudicial al no existir ningún estudio científico riguroso que demuestre los efectos negativos de esta luz.

También se hace eco de un artículo escrito por la Dra. Celia Vimont y revisado por el Dr. Rahul Khurana que concluye que las molestias que algunos experimentan después de estar mirando demasiado tiempo las pantallas se deben probablemente al cansancio ocular digital.

Casi todos parpadeamos menos cuando estamos viendo las pantallas, produciendo cansancio y sequedad de los ojos. Para evitar este cansancio es muy importante seguir la regla 20-20-20: Cada 20 minutos mirando a una pantalla, parar 20 segundos a mirar a una distancia de 20 pies (6 metros). 

¿Sabías que la exposición a la luz azul proveniente de las pantallas es mucho menor que la cantidad de luz azul proveniente del sol a la que estamos expuestos?

Por eso, la Sociedad Española de Oftalmología considera que los estudios publicados son alarmistas y no pueden ser tomados como recomendaciones reales.

Por ejemplo hablamos de un estudio de la Universidad de Toledo en los EE.UU recogido por varios medios y que lleva el alarmista título de que los ordenadores y móviles dañan la visión y pueden acelerar la ceguera.

La noticia informa que la exposición prolongada a la luz azul desencadena la generación de moléculas tóxicas en las células fotorreceptoras del ojo que pueden causar degeneración macular, una enfermedad incurable que afecta a la visión.

La Sociedad Española de Oftalmología considera que este estudio comete varios errores, como que algunas células fueron expuestas a la luz azul, cuando esas células en el cuerpo humano no están en contacto con este tipo de luz.

La luz azul solo incide superficialmente en la piel y en los ojos, no puede tener ningún efecto en ninguna parte profunda del cuerpo.

El nivel (luminosidad ponderada) de la emisión de luz azul de las fuentes de iluminación modernas, incluidas las pantallas de ordenador, tablets y teléfonos móviles, es aproximadamente 100 veces más bajo que el nivel de riesgo ocular especificado en las pautas de ICNIRP, la Comisión Internacional de Protección de Radiación no Ionizante.

Por lo tanto, se ha determinado que el riesgo de daño retiniano atribuido a la luz azul emitida por los dispositivos digitales y las fuentes de luz domésticas es mínimo, incluso en condiciones de visión extremas a largo plazo.

Lo que es cierto es que la excesiva dependencia y uso del móvil no es muy beneficioso para nuestros ojos.

Sí que está demostrado que el uso excesivo del móvil es el causante del síndrome de fatiga visual, ojo seco o blefaritis. Que su uso antes de dormir puede provocar insomnio y alteraciones en el sueño.

Si de verdad se tiene una preocupación sobre el uso prolongado de pantallas la mejor solución es acudir a un oftalmólogo, es el único que puede indicarle sobre sus cuidados y estilo de vida respecto a este tema.
Llame ya al 958 20 70 70 y pida cita en VISIÓON Oftalmólogos, en la clínica de Granada o Jaén.

 

Solicita información sin compromiso

Contactaremos con usted en la mayor brevedad posible para darle respuesta a su duda o agendarle una cita.

    *Campos obligatorios