Consejos e información sobre la pupila dilatada

Las gotas para dilatar la pupila son muy utilizadas en la consulta oftalmológica. Estas gotas contienen unos principios activos que actúan sobre el músculo de la pupila dilatándola.

¿Para qué se utilizan las gotas para dilatar la pupila?

Los dos tipos más comunes de gotas son las que estimulan a los músculos del iris para dilatar la pupila y las que se usan para relajar los músculos del iris que contraen la pupila.

El oftalmólogo utiliza estas gotas para dilatar las pupilas y así poder inspeccionar con facilidad el estado de la lente del ojo, la retina o el nervio óptico. Una revisión importante para poder diagnosticar y tratar distintas enfermedades oculares.

La dilatación también se utiliza para impedir que la pupila ajuste el foco sobre los objetos que tenemos delante de nuestro campo de visión, lo que permite al oftalmólogo evaluar mejor el error refractivo, especialmente en los niños.

En otros casos las gotas de dilatación de la pupila se utilizan antes de ciertas cirugías o en fases de postoperatorio.

Finalmente, estas gotas también se emplean en el tratamiento del ojo vago y ciertas inflamaciones intraoculares.

¿Cuánto dura la dilatación de la pupila?

El efecto puede durar entre 4 a 24 horas, dependiendo del tipo de gota empleada y de la susceptibilidad del propio paciente. Curiosamente, los ojos de colores claros, como azul, verde o avellana, se dilatan más rápido que los ojos oscuros.

En el caso de niños se utilizan gotas de mayor concentración y con un efecto más prolongado ya que se necesita poder medir mejor los errores de refracción.

¿Tiene efectos secundarios el uso de gotas de dilatación?

Los efectos más comunes del uso de estas gotas son una cierta sensibilidad a la luz y una visión borrosa de cerca. De todas formas, ambos efectos irán desapareciendo gradualmente. Se recomienda llevar al principio unas gafas de sol para atenuar la excesiva sensibilidad.

No se recomienda conducir ni realizar ninguna actividad con altas exigencias visuales después del uso de las gotas.

Las reacciones alérgicas al uso de las gotas son bastante raras aunque pueden producirse y provocar un edema palpebral y ojo rojo sin mayor gravedad.

¿Quema el uso de las gotas dilatadoras?

Estas gotas pueden producir cierto escozor luego de la instilación en el ojo, aunque esta molestia es momentánea y si es necesario se puede usar un colirio anestésico antes de las gotas dilatadoras.

Consejos e información sobre la pupila dilatada
5 (100%) 3 vote[s]