Existe una relación entre el glaucoma y la falta de sueño

Uno de los grandes peligros del Glaucoma es la ausencia de síntomas hasta que la enfermedad está muy avanzada. Por ello el Glaucoma es conocido también como “la ceguera silenciosa” por su carácter asintomático.

La revista especializada Journal of Glaucoma ha publicado un estudio que demuestra la asociación entre los parámetros del sueño y el glaucoma.

El estudio se realizó en cerca de 7.000 personas con glaucoma que residen en los Estados Unidos mayores de 40 años y que respondieron una encuesta sobre la calidad de su sueño. Los datos han ofrecido posibles conexiones entre el glaucoma y los problemas para dormir con calidad.

El glaucoma

El glaucoma es una enfermedad ocular grave que puede llegar a la ceguera si no es tratada a tiempo. Es una de las principales causas de ceguera en nuestro medio.

El glaucoma es una enfermedad del nervio óptico, el daño a este nervio, que es el responsable de enviar las señales del ojo al cerebro, a menudo pasa desapercibido hasta que un examen ocular revela el daño nervioso y la pérdida de visión relacionada causada por el glaucoma.

Los participantes del estudio son pacientes con glaucoma con evidencia de daño del nervio óptico y pérdida del campo visual, fueron examinados utilizando la fotografía de fondo para ver su nervio óptico y varias pruebas de campo visual para verificar las áreas de pérdida de visión.

A los encuestados se les realizó una serie de preguntas sobre la calidad de su sueño:

  • Horas de tiempo dormido
  • Dificultades para conciliar el sueño
  • Trastornos del sueño (despertarse durante el sueño)
  • Tener diagnosticado trastornos del sueño, incluyendo apnea del sueño
  • Uso de medicamentos para dormir.
  • Problemas de somnolencia durante el día.
  • El estudio encontró una asociación entre el glaucoma y el sueño.

Conclusiones del estudio

  • Las personas que dormían 10 horas o más, tenían tres veces más probabilidades de sufrir daño del nervio óptico relacionado con el glaucoma que las que dormían unas 7 horas.
  • Las personas que se quedaban dormidas en 9 minutos o menos, o las que necesitan 30 minutos o más para quedarse dormidas, tenían el doble de probabilidades de tener glaucoma que las que tardaron de 10 a 29 minutos en quedarse dormidas.
  • Las probabilidades de perder visión fueron tres veces más altas entre las personas que dormían 3 horas o menos, o más de 10 horas, en comparación con las que dormían 7 horas cada día.
  • Las personas que dijeron que tenían problemas para recordar cosas debido a la somnolencia durante el día tenían el doble de probabilidades de tener pérdida del campo visual que las que dijeron que no tenían sueño durante el día y no notaban problemas de memoria.
  • Las personas que dijeron que tenían dificultades concentrarse porque tenían sueño durante el día tenían tres veces más probabilidades de tener pérdida de la visión que las personas que informaron que no tenían problemas para concentrarse y que no tenían sueño durante el día.

Este estudio es interesante porque analiza la asociación entre el glaucoma y los problemas del sueño. Y sirve además para recalcar la importancia de un sueño saludable para una buena salud en general.

Con estudios como este, podemos relacionar que el glaucoma puede estar relacionado con problemas de salud del sueño.

En VISIÓON recomendamos que todas las personas deben consultar a un oftalmólogo para realizarse un examen ocular de referencia a los 40 años . Esta es la edad en que pueden comenzar los primeros signos de algunas enfermedades oculares como el glaucoma.