Inyecciones intravítreas

Confía en VISIÓON para descubrir una nueva forma de ver las cosas. Los mejores oftalmólogos y la tecnología al servicio de tus ojos.

¿Qué son las inyecciones vítreas?

Es un procedimiento de terapia intraocular que consiste en administrar fármacos dentro del ojo, concretamente a la cavidad vítrea. 

De esta forma conseguimos una dosis alta del fármaco en el interior del globo ocular minimizando los efectos secundarios a nivel general.

Los fármacos utilizados suelen ser:

Antiangiogénicos: evitan la proliferación de vasos sanguíneos anómalos.

  • ᐈLucentis
  • ᐈEylea

Corticoides: reducen la inflamación ocular

  • ᐈOzurdex

Causas

Las enfermedades de la retina que pueden ser tratadas mediante inyecciones intravítreas son:

  • DMAE (degeneración macular asociada a la edad): Exclusivamente para la forma húmeda de la enfermedad. 
  • ᐈ Edema macular diabético: es la principal complicación y causa de pérdida de visión en pacientes con retinopatía diabética. Está muy en relación al tiempo de evolución de la diabetes y el grado de control de la misma.
  • ᐈ Edema Macular Trombótico: es el que se produce después de la oclusión de la vena central de la retina o de una rama de la misma. Su principal causa se debe a que la Tensión Arterial no está bien controlada
  • Miopía Magna 

Tratamiento

Antes de realizarse la inyección, se desinfectan los párpados y el ojo del paciente con Betadine. Posteriormente se ponen gotas de anestesia tópica para que no sienta ninguna molestia durante el procedimiento.

Las inyecciones intravítreas se llevan a cabo en quirófano para minimizar el riesgo de alguna complicación infecciosa. La inyección se realiza con una aguja muy fina y normalmente es indoloro para el paciente. 

Después de la inyección, el post tratamiento no es doloroso para el paciente ni requiere ningún cuidado especial, salvo ponerse colirio antibiótico durante unos días.

El número de inyecciones que se necesitan para lograr estabilizar la patología de base dependerá de varios factores. 

Uno de ellos es la localización de la lesión a tratar. Una lesión que no origine gran desestructuración de las capas de la retina tendrá un mejor pronóstico que aquellas que dañen a las capas externas de la retina (allí es donde se encuentran los fotorreceptores que son las células de la retina gracias a las cuales tenemos una visión de calidad). 

Otro factor importante es el tiempo de evolución de la lesión. Cuanto más precozmente tratemos las lesiones de cualquier tipo, mejor pronóstico tendremos ya que los daños en la retina serán menores. 

A veces, no somos capaces de conseguir un buen resultado funcional ya que la lesión ha pasado desapercibida por el paciente un tiempo considerable.

 

Lo último en ojos