Llámanos al

958 20 70 70

¿O prefieres que te llamemos?:


    *Campos obligatorios

    ¿Qué es?

    ¿Qué es la lente intraocular ICL?

    Es una lente que se implanta en el ojo del paciente en la cirugía refractiva.

    La lente intraocular ICL, es una lente que se implanta en el ojo del paciente en la cirugía refractiva para corregir la miopía, hipermetropía y/o astigmatismo de una manera rápida, segura e indolora. El objetivo de esta cirugía es eliminar los defectos refractivos y la dependencia de gafas y lentillas.

    Los distintos procedimientos de cirugía refractiva, entre los que se incluyen las lentes ICL, se encuentran entre los más seguros y eficientes de la medicina moderna, y los índices de satisfacción de los pacientes son de los más altos entre todas las cirugías disponibles a día de hoy.

    • Las lentes implantables ICL, son lentes blandas y flexibles que se colocan en el ojo entre el iris (parte coloreada del ojo) y el cristalino.
    • Están fabricadas con Colámero®, un material biocompatible que contiene colágeno, un elemento que el organismo genera de forma natural. Por lo tanto las lentes ICL no serán rechazadas por el cuerpo, porque contienen las propiedades químicas naturales del ojo y además no inducen al síndrome del ojo seco. Otro de los beneficios del Colámero®, es que ofrece protección frente a los rayos UV.

    ¿En qué consiste?

    ¿En qué consiste el procedimiento con lentes intraoculares ICL?

    En principio, todos los pacientes que tengan algún defecto refractivo, son buenos candidatos para la cirugía con lentes ICL. Sin duda es la mejor opción para pacientes con la córnea muy fina para su graduación o si la morfología de su córnea no es adecuada. Aunque siempre será el oftalmólogo quien recomiende un procedimiento u otro, atendiendo al estudio previo de cada paciente.

    • La cirugía refractiva con lentes ICL, es un procedimiento aditivo de corrección visual, es decir, que para corregir el defecto refractivo no hay que eliminar tejido de la córnea, simplemente colocar la lente, que se adapta de forma natural a los ojos y que enfoca la luz correctamente en la retina, de una forma similar a las gafas y las lentes de contacto.

    Cirugía ambulatoria

    Se trata de una cirugía ambulatoria, que se realiza con gotas anestésicas para que el paciente no note ninguna molestia durante el proceso y su recuperación es bastante rápida.

    En este tipo de intervención para la corrección de miopía, hipermetropía y/o astigmatismo, el médico hará una pequeña abertura en la base de la córnea para insertar la lente ICL. Tras insertala, el cirujano hará los ajustes necesarios para garantizar que se haya colocado correctamente en el ojo. Una vez colocada, la intervención habrá finalizado.

    El paciente tras pasar por una sala de recuperación donde probablemente ya note mejoría en su visión, se irá acompañado a casa a descansar.

    La recuperación suele ser cómoda y bastante rápida. El médico le recetará unos colirios para ayudar en el proceso de cicatrización después del procedimiento y reposo en casa. Además el paciente tendrá que venir a las revisiones que le indique su médico para analizar la evolución de su cirugía.

    Aunque normalmente, la cirugía con lentes ICL tiene un postoperatorio casi sin dolor y los resultados se notan bastante pronto, es necesario recordar que el paciente no debe conducir ni realizar esfuerzos hasta que el médico lo autorice.

    Solicita información sin compromiso

    Contactaremos con usted en la mayor brevedad posible para darle respuesta a su duda o agendarle una cita.


      *Campos obligatorios