Llámanos al

958 20 70 70

¿O prefieres que te llamemos?:


    *Campos obligatorios

    ¿Qué es?

    ¿Qué es la puntoplastia?

    Técnica quirúrgica sencilla para pacientes que sufren estenosis

    La puntoplastia es una técnica quirúrgica sencilla cuyo objetivo es dilatar el punto lagrimal para mejorar el drenaje de la lágrima en casos en los que se ha producido una estenosis (estrechamiento) parcial o total de ese punto lagrimal.

    Los pacientes que sufren estenosis (estrechamiento del punto lagrimal), suelen tener como síntoma principal epífora (lagrimeo constante), una de las alteraciones más importantes del sistema lagrimal secretor y excretor junto a la sequedad ocular.

    • La puntoplastia es un procedimiento bastante sencillo, mínimamente invasivo y muy eficaz. Se realiza bajo los efectos de anestesia local aplicada en gotas, es de tipo ambulatorio y debe ser realizada por un oftalmólogo especialista en oculoplastia.
    • Es una de las técnicas quirúrgicas más utilizadas junto a la dacriocistorrinostomía, que consiste en abrir un conducto de drenaje alternativo a la vía lagrimal, cuando esta vía está obstruida.

    ¿En qué consiste?

    ¿En qué consiste la puntoplastia?

    Durante la intervención, el cirujano revisará la estructura ocular para identificar el punto lagrimal que se encuentra afectado.

    Con la ayuda de una sonda se comprobará si el punto lagrimal es nuevamente permeable y si se ha resuelto correctamente la obstrucción del sistema lagrimal.

    • En ocasiones, la puntoplastia puede ir acompañada del uso de tapones lagrimales durante unas semanas, con el objetivo de dilatar y aumentar el tamaño del punto lagrimal.
    • Tras la cirugía, el médico prescribirá un tratamiento tópico antibiótico y antiinflamatorio durante una semana aproximadamente. El paciente podrá retomar su actividad diaria normal en los días posteriores a la cirugía.

    Tipos de puntoplastia

    Dependiendo del estado de estrechez o taponamiento del punto lagrimal, el oftalmólogo decidirá si usar dilatadores o realizar una pequeña incisión quirúrgica:

    • Puntoplastia en un corte: se realiza una incisión muy pequeña en el punto lagrimal inferior o en el punto lagrimal superior. Gracias al corte, el punto lagrimal empieza a drenar de nuevo las lágrimas hacia el conducto nasolagrimal.
    • Puntoplastia en tres cortes: se realiza con la ayuda de un microscopio quirúrgico y bajo los efectos de una anestesia previamente infiltrada. Se realizan tres cortes: el primero en la parte vertical del canalículo, el segundo en la parte horizontal y un tercer corte para unir las dos primeras incisiones. Luego, se elimina el tejido y se deja al descubierto la sección del conducto canicular.

    Solicita información sin compromiso

    Contactaremos con usted en la mayor brevedad posible para darle respuesta a su duda o agendarle una cita.


      *Campos obligatorios