Llámanos al

958 20 70 70

¿O prefieres que te llamemos?:


    *Campos obligatorios

    ¿Qué es Lipiflow?

    ¿Qué es Lipiflow?

    Aplicación de calor y presión sobre los párpados

    La pulsación térmica con la tecnología “LipiFlow” es un procedimiento basado en la aplicación de calor y presión sobre los párpados que se utiliza para mejorar la disfunción de las glándulas de Meibomio, responsables del ojo seco y la blefaritis.

    Las glándulas de Meibomio son las encargadas de segregar lípidos y proteínas para mejorar la función lubricante de la lágrima y evitar que se evapore demasiado rápido, hidratando así la superficie ocular de forma adecuada

    • Cuando estas glándulas no drenan bien los lípidos y proteínas, la lágrima se evapora rápidamente dando lugar a los molestos síntomas del ojo seco: ardor, escozor, sensación de arenilla, sequedad, enrojecimiento, dolor o incluso visión borrosa.

    En qué consiste

    ¿En qué consiste Lipiflow?

    La tecnología LipiFlow nos permite tratar la obstrucción y disfunción de las glándulas de Meibomio de una manera totalmente segura para nuestros pacientes y ha demostrado una eficacia estadísticamente significativa de mejoría en los síntomas de ojo seco, una enfermedad crónica que debemos tratar a lo largo del tiempo para aliviar los síntomas que produce.

    Esta terapia no invasiva, basada en pulsaciones térmicas en la zona palpebral, se realiza en la consulta del oftalmólogo, no precisa de medicación para su administración y respeta la delicada superficie del ojo. Es un tratamiento totalmente indoloro para el paciente, por lo que no se requiere de ningún anestésico.

    Consiste en colocar un dispositivo sobre los párpados del paciente, para inducir un calentamiento y conseguir estimular las glándulas de Meibomio, para que comiencen de nuevo a segregar la capa lipídica adecuada a la lágrima, produciendo de este modo un ojo más hidratado y sano.

    • Esta terapia no invasiva, basada en pulsaciones térmicas en la zona palpebral, se realiza en la consulta del oftalmólogo, no precisa de medicación para su administración y respeta la delicada superficie del ojo. Es un tratamiento totalmente indoloro para el paciente, por lo que no se requiere de ningún anestésico Consiste en colocar un dispositivo sobre los párpados del paciente, para inducir un calentamiento y conseguir estimular las glándulas de Meibomio, para que comiencen de nuevo a segregar la capa lipídica adecuada a la lágrima, produciendo de este modo un ojo más hidratado y sano.
    • Tras la realización de este tratamiento, el paciente notará mejoría y alivio de su sequedad ocular. Deberá volver a consulta cuando lo indique el oftalmólogo, para ver la evolución y continuidad del tratamiento de su ojo seco.

    Solicita información sin compromiso

    Contactaremos con usted en la mayor brevedad posible para darle respuesta a su duda o agendarle una cita.


      *Campos obligatorios