Llámanos al

958 20 70 70

¿O prefieres que te llamemos?:


    *Campos obligatorios

    Qué es

    ¿Qué es el IPL o luz pulsada intensa

    La luz pulsada intensa, conocida como IPL, es un tratamiento innovador, efectivo y duradero para combatir el ojo seco y la blefaritis.

    Es una técnica no invasiva e indolora y se utiliza en casos de ojo seco, en el contexto de blefaritis crónica y demás alteraciones que originen una disfunción de las glándulas de Meibomio. Estas glándulas son las encargadas de aportar grasa a la lágrima para que no se evapore y mantenga el ojo hidratado.

    • La luz pulsada ayuda a estimular la circulación
    • actúa sobre las terminaciones nerviosas a fin de controlar la producción y secreción de grasas mejorando la calidad visual del paciente con excelentes resultados.

    En qué consiste

    ¿Cómo es una sesión de IPL?

    Un ciclo de tratamiento IPL se realiza en 4 sesiones, separadas por unos 15-20 días entre una y otra. Cada sesión dura alrededor de 15 minutos. En ella el oftalmólogo aplica impactos de láser en la zona periocular inferior.

    Durante la aplicación del tratamiento, el paciente debe llevar unas gafas protectoras, al igual que el oftalmólogo que esté realizando la terapia.

    Las sesiones de IPL se realizan en la misma consulta oftalmológica. Este tratamiento no requiere una preparación previa, pero sí es importante que el paciente tenga en cuenta estas indicaciones:

    • No exponerse al sol ni a rayos UVA y no aplicarse productos autobronceadores 2 semanas antes del tratamiento.
    • Si toma medicamentos tanto fotosensibilizantes como antiinflamatorios, anticoagulantes, antibióticos y antihistamínicos, deberá notificarlo al doctor.
    • No realizar exfoliaciones físicas, químicas o enzimáticas previamente o durante el periodo del tratamiento con tecnología lumínica.
    • Si usa lentes de contacto, deberá retirarlas antes de comenzar el tratamiento.

    Recuperación tras el tratamiento de Luz pulsada intensa

    Se recomienda utilizar gafas de sol en espacios exteriores tras el tratamiento, al igual que realizar lavados de la zona periocular con jabón con pH neutro, sin frotar y con agua no muy caliente.

    Para mejorar la eficacia del tratamiento, se puede aplicar en paralelo una sesión con Luz Modulada (LLLT). Este proceso consiste solamente en aplicar calor mediante una máscara especialmente diseñada para este fin.

    La mejora al igual que el alivio de los síntomas de ojo seco son progresivos

    Una vez finalizado el tratamiento, el oftalmólogo determinará cuándo es conveniente que el paciente vuelva a consulta para evaluar su evolución.

    Solicita información sin compromiso

    Contactaremos con usted en la mayor brevedad posible para darle respuesta a su duda o agendarle una cita.


      *Campos obligatorios