Llámanos al

958 20 70 70

¿O prefieres que te llamemos?:


    *Campos obligatorios

    Qué es

    ¿Qué es la cirugía escleral/extraescleral?

    Consiste en la colocación de un anillo alrededor de la capa más externa de la pared del ojo.

    La cirugía escleral es una técnica quirúrgica útil para tratar desgarros, agujeros o roturas en la retina que hayan causado un desprendimiento de la retina no demasiado complejo.

    Es un procedimiento que debe realizarse con cierta urgencia, cuanto más se tarde en reparar el desprendimiento, menores son las posibilidades de adherir la retina correctamente sin tener que asociar técnicas más complejas, como la vitrectomía, y con mayor riesgo de afectación visual final.

    • La retina es la zona noble del ojo, la parte más importante, forma parte del sistema nervioso al igual que las neuronas y se encuentra en la parte más interna del globo ocular.
    • Se relaciona directamente con el vítreo de forma dinámica y es realmente sensible a cualquier tipo de cambio o enfermedad que le afecte.

    En qué consiste

    ¿En qué consiste la cirugía escleral/extraescleral?

    La cirugía escleral, no requiere entrar en el interior del ojo y consiste en la colocación de un anillo, habitualmente de silicona, alrededor de la capa más externa de la pared del ojo, la esclerótica, con el fin de presionarla y acercarla más a la retina.

    Gracias a esta cirugía se reduce el diámetro del globo ocular, relajando así la tensión generada en la periferia de la retina, favoreciendo que la rotura retiniana sufrida permanezca en el lugar adecuado, cicatrice y no se filtre líquido a través de ella.

    • Debido a que la liberación de la tracción no suele ser suficiente para bloquear el desgarro, se combina con un procedimiento que provoca inflamación y, posteriormente, cicatrización del desgarro. Este proceso se consigue aplicando frío (criocoagulación) o luz (fotocoagulación con láser). De esta manera, se forman unas cicatrices en la retina que la sellan con las capas situadas debajo y ayudan a mantenerla en su lugar.
    • A veces es necesario drenar el fluido que se halla debajo de la retina desprendida. De este modo, facilitamos la recolocación de la retina sobre la pared posterior del ojo.

    Solicita información sin compromiso

    Contactaremos con usted en la mayor brevedad posible para darle respuesta a su duda o agendarle una cita.


      *Campos obligatorios