Sencillos consejos para mejorar la visión en la conducción nocturna

Para los expertos en seguridad vial, la visión está al mismo nivel que el uso del cinturón de seguridad y el casco en el caso de las motocicletas. No por algo, en condiciones normales, solemos recibir el 90% de la información del tráfico y de la carretera a través de la vista.

Para los expertos en seguridad vial, la visión está al mismo nivel que el uso del cinturón de seguridad y el casco en el caso de las motocicletas. No por algo, en condiciones normales, solemos recibir el 90% de la información del tráfico y de la carretera a través de la vista

Según datos que maneja la DGT el 8% de los conductores reconoce que circula sabiendo que tiene algún problema de visión y el 50% de los conductores no se revisa la visión desde hace más de un año.

La realidad es que la gran mayoría de las personas ignora que la visión puede afectar a la seguridad vial.

Según los datos del estudio «Visión y conducción: hábitos y percepciones sobre el impacto de la visión en la seguridad vial”, la mayoría de los conductores reconoce que su visión ha empeorado en los últimos años, y lo notan especialmente al conducir de noche.

Al conducir de noche, la falta de luz reduce nuestra agudeza visual hasta en un 70%, se altera nuestra percepción de los colores y limita nuestro campo visual. Es muy importante que nuestro coche ilumine correctamente hasta 100 metros con las luces largas y 40 metros con las de cruce y tengamos la suficiente capacidad visual para conducir en estas circunstancias de baja luminosidad.

A la falta de luz se le suman los deslumbramientos de otros coches por lo que las personas de más edad o con algún problema visual de importancia deben extremar aún más si cabe la precaución durante la conducción nocturna.

A mucha gente no le gusta conducir de noche, lo cierto es que conducir de noche requiere de una gran atención visual motora para dar la respuesta adecuada en cada situación de la carretera.

El refrán de que de noche, todos los gatos son pardos, tiene mucho sentido. La falta de luz elimina los contrastes y la tonalidad cromática. Sólo la retina periférica es verdaderamente funcional.

¿Sabías que de noche el sentido de la profundidad es siete veces menos eficaz que por el día?

Por la noche cambia el sentido de la profundidad y del movimiento por lo que tendemos a subestimar las distancias con el peligro que esto supone a la hora de iniciar el frenado o una maniobra evasiva. La limpieza y el mantenimiento de los automóviles pueden mejorar la visión de los conductores durante la noche.

Consejos sencillos para mejorar la conducción nocturna.

  • Mantén limpio el parabrisas del automóvil, por dentro y por fuera. Las personas a menudo olvidamos la importancia de limpiar el interior del parabrisas, que se mancha fácilmente.
  • Asegúrate de que los limpiaparabrisas estén en buenas condiciones y cámbielos según sea necesario.
  • Limpia los faros, que pueden quedar cubiertos con la suciedad de la carretera y perder eficacia.
  • Las luces siempre bien regladas, tanto lateral como verticalmente.
  • Si llevas gafas, mantenlas limpias y revisa tu graduación con regularidad.
  • La recomendación más importante para las personas que notan que su visión nocturna está empeorando, acudir a un oftalmólogo para una revisión.

La dificultad para conducir de noche es un problema para muchas personas y tiene muchas causas, desde un defecto refractivo a una afección más importante como las cataratas, el glaucoma o el síndrome de ojo seco.

Recuerda que el oftalmólogo es el profesional médico mejor capacitado para diagnosticar y tratar con precisión los problemas de visión nocturna. Incluso cuando la visión nocturna deficiente es causada por una condición o enfermedad, se puede mejorar con el tratamiento adecuado.

La disminución de la agudeza al conducir de noche podría ser el primer diagnóstico de una afección ocular más grave.