Los videojuegos terapéuticos no son beneficiosos para los niños con ojo vago

Es muy importante iniciar el tratamiento cuanto antes, de ahí la importancia de las revisiones oftalmológicas en los niños sanos, pues la ambliopía u ojo vago no suele detectarse en casa y precisa la ayuda de un oftalmólogo

Una de las patologías de más importancia por la repercusión que tiene en la visión de los niños es el ojo vago o ambliopía. El ojo vago es un ojo que sin tener ninguna enfermedad oftalmológica o déficit estructural como puede ser una catarata, opacidad corneal, glaucoma… no alcanza la visión que le corresponde y ve menos que su ojo compañero o adelfo.

En 2015 las compañías Ubisoft y Amblyotech Inc. anunciaron que habían desarrollado Dig Rush, un videojuego diseñado para ser usado exclusivamente en el tratamiento de la ambliopía.

El videojuego fue diseñado cómo un método entretenido que mejora la motivación y la experiencia de los pacientes durante su terapia de la ambliopía. El juego ponía en práctica una serie de técnicas patentadas por científicos de la Universidad de McGill.

El videojuego obliga al niño a utilizar los dos ojos de forma estereoscópica. Así se consigue que el cerebro del niño sea capaz de mejorar la agudeza visual.

Los niños debían jugar bajo la supervisión de un médico que puede ajustar la configuración del juego de acuerdo con las condiciones específicas que afectan al ojo vago, por lo que el paciente puede ver con ambos ojos todo el contenido del videojuego.

Ahora la Academia Americana de Oftalmología ha hecho público un estudio sobre si ciertamente el uso de este videojuego puede realmente mejorar la visión en niños con ambliopía.

Los investigadores estudiaron los resultados obtenidos entre 138 participantes entre 7 a 12 años con ambliopía y se dividió entre dos grupos a los participantes. El tratamiento se prolongó durante 8 semanas y antes los resultados obtenidos los investigadores concluyeron que el juego Dig Rush no fue beneficioso en el grupo de edad de 7 a 12 años, pero que podría ser útil en un grupo de edad más joven.

Por lo que se recomienda que se investigue el beneficio del videojuego en pacientes más jóvenes pero no en niños de 7 a 12 años.

Hay que recordar que es muy importante iniciar el tratamiento cuanto antes, de ahí la importancia de las revisiones oftalmológicas en los niños sanos, pues la ambliopía u ojo vago no suele detectarse en casa y precisa la ayuda de un oftalmólogo. Es vital tratar un ojo vago antes de los 11 años, pues a esa edad la plasticidad neuronal visual desaparece y los tratamientos no serán efectivos por bien que se realicen.