Más de la mitad de los jugadores profesionales de videojuegos experimentan fatiga ocular

La afición a los videojuegos llevada a sus extremos ha permitido la aparición de los llamados e-sports. Esta moda está viviendo una de sus épocas más dulces en términos de inversión, notoriedad pública y seguidores.

es flag
en flag

Lo que en un principio eran torneos minoritarios a escala local, en los últimos años se ha convertido en un fenómeno en el que no solo los jugadores profesionales están implicados, sino también millones de fans de los videojuegos que siguen las competiciones desde sus casas e interactúan con ellos gracias a las redes sociales.

No es una moda pasajera de cuatro adolescentes entusiastas de los ordenadores, habitualmente más de 300 millones de personas siguen de forma habitual estas competiciones y algunos eventos tienen más seguidores que muchos deportes tradicionales.

Un ejemplo, la final del Mundial del videojuego League of Legends alcanzó los 75 millones de espectadores en 2017, más que la última final de la NBA en Estados Unidos.

Siempre está presente la polémica sobre si debemos considerar a esta actividad como deportiva o no. Lo cierto es que varios gobiernos como el norteamericano, el alemán o el coreano reconocen a estos jugadores como atletas profesionales.

Cada vez surgen más estudios que demuestran que los jugadores profesionales de videojuegos se ven sometidos a un desgaste similar al de los atletas tradicionales.

El último de ellos se ha centrado también en el campo oftalmológico y se ha publicado recientemente en el Journal of the American Osteopathic Association y examina el impacto en la salud de la participación en deportes electrónicos.

El estudio advierte que el 56% de los jugadores de élite experimenta fatiga ocular.

También destaca el estudio que el 40% de los atletas deportivos electrónicos no hacen ejercicio físico de forma rutinaria, cuando se ha comprobado que los jugadores de esports generan niveles de estrés similares a los profesionales del motor en carreras rápidas.

Existe la creencia de que es imposible lesionarse mientras practicas un deporte que solo implica sentarse. Pero se sufren lesiones como cualquier otro atleta, pero también importantes problemas de salud debido a la naturaleza sedentaria del deporte.

El 56% de los jugadores experimenta fatiga ocular, pero además, el 42% dolor en el cuello y la espalda, 36% en la muñeca y el 32% en la mano.

Los jugadores profesionales de videojuegos sufren el llamado Síndrome Visual Informático que es el nombre que recibe la afección visual temporal que se produce por fijar la vista en la pantalla del ordenador o monitor durante un periodo prolongado e ininterrumpido de tiempo.

Sus síntomas más conocidos son visión borrosa, fatiga ocular, ojos secos, enrojecimiento ocular e incluso dolor de cuello y cabeza.

Ciertamente pasar horas y horas jugando a un videojuego no es bueno para nuestra salud ocular y puede desencadenar muchos problemas como la hiperemia conjuntival o de sequedad ocular.

Especialmente los niños deben limitar el tiempo que pasan jugando ante el riesgo de ojo seco o fatiga ocular. No deberíamos nunca pasar más de 30 a 40 minutos jugando y se debe combinar con actividades al aire libre.

Hay que realizarse revisiones periódicas y es muy importante acudir al oftalmólogo ante el primer síntoma anómalo como cefaleas, dolor u ojo seco, ya que puede ser el síntoma de un problema mayor como el estrabismo u ojo vago.