Tipos de Retinopatía Diabética

Confía en VISIÓON para descubrir una nueva forma de ver las cosas. Los mejores oftalmólogos y la tecnología al servicio de tus ojos.

La retinopatía diabética se clasifica según el grado de afectación de la retina del paciente. Afortunadamente las labores de salud pública, la prevención y las mejoras en los tratamientos de los pacientes diabéticos han hecho que las retinopatías diabéticas más avanzadas sean cada vez menos frecuentes en el mundo desarrollado.

Existen diferentes tipos de Retinopatía diabética

La retinopatía diabética se clasifica según el grado de afectación de la retina del paciente. Afortunadamente las labores de salud pública, la prevención y las mejoras en los tratamientos de los pacientes diabéticos han hecho que las retinopatías diabéticas más avanzadas sean cada vez menos frecuentes en el mundo desarrollado

Retinopatía diabética no proliferativa grado leve

Se da en pacientes asintomáticos que suelen ser diagnosticados en sus revisiones anuales periódicas. El oftalmólogo detecta la presencia de algún microaneurisma aislado sin más hallazgos en el fondo de ojo, estos pacientes pueden ser vigilados sin tratamiento si el paciente es cumplidor con sus revisiones y tiene facilidad en el acceso a su oftalmólogo.

Retinopatía diabética no proliferativa grado moderada

Es un paso intermedio entre el grado leve y el grado severo, siendo clave diagnosticarla a tiempo y contener al paciente sin empeoramiento clínico, evitando entrar en zona de riesgo severo para su visión. En este grado debemos empezar a tratar al paciente mediante láser o inyecciones intravítreas si hay edema macular asociado y sobre todo debemos contactar con el médico de atención primaria del paciente para intensificar el control metabólico e iniciar la insulinoterapia si es necesario.

Retinopatía diabética no proliferativa grave

s un momento muy complejo en la evolución del paciente diabético con afectación ocular ya que en ocasiones el paciente no es consciente de la gravedad de su enfermedad al no apreciar síntomas visuales muy importantes. Para incluir a un paciente en este grado de enfermedad debe cumplir alguno de estos criterios:

1. Más de veinte hemorragias intrarretinianas en cada uno de los cuatro cuadrantes de la retina.
2. Arrosamiento venoso en 2 cuadrantes
3. O IRMA prominente en uno o más cuadrantes. Es importantísimo iniciar un tratamiento combinado de inyecciones intravítreas y láser en estos pacientes para evitar el paso a la última fase de la enfermedad.

Retinopatía diabética proliferativa

La última fase de esta enfermedad ocular y la más grave sin duda. Se caracteriza por la presencia de neovasos en la retina del paciente o el sangrado intraocular o hemovítreo. El paciente debe iniciar sin demora un tratamiento combinado de inyecciones intravítreas y laserterapia y en muchas ocasiones la vitrectomía es inevitable.

El pronóstico de este estadio es muy grave, estando la visión del paciente en alto riesgo de ceguera.