Cirugía de presbicia

Confía en VISIÓON para descubrir una nueva forma de ver las cosas. Los mejores oftalmólogos y la tecnología al servicio de tus ojos.

La operación de vista cansada o presbicia puede realizarse con láser o mediante el implante de lentes intraoculares que corrijan el problema. Ambas cirugías son rápidas, de unos diez minutos de duración aproximadamente y no son dolorosas.

La operación con láser consiste en cambiar la curvatura de la córnea para cambiar la refracción del paciente y poder prescindir de este modo de las gafas de cerca.

Actualmente la operación de vista cansada o presbicia mediante lentes intraoculares está muy avanzada. Es un proceso muy similar a la operación de cataratas, en el que sustituiremos el cristalino disfuncional del paciente por una lente intraocular que corrija sus dioptrías para poder prescindir de gafas o lentillas.

La mitad del proceso la realiza en láser de femtosegundo en 10 – 15 segundos, el láser realiza de forma automatizada y con la máxima precisión y seguridad las incisiones corneales, la capsulorrexis y la fragmentación del cristalino.

Acto seguido el oftalmólogo procederá a la aspiración de esos fragmentos y el implante de la lente intraocular, todo este proceso dura unos diez minutos aproximadamente y lo realizamos en nuestros quirófanos oftalmológicos bajo anestesia tópica (en gotas) y de forma ambulatoria.

El láser de femtosegundo CATALYS nos ha proporcionado una precisión en la cirugía impensable hasta estos momentos permitiendo un centrado de la lente intraocular mucho más exacto por lo que conseguimos unos resultados superiores a los que nos proporciona la técnica tradicional.

Las lentes intraoculares de las que disponemos los oftalmólogos en la actualidad suponen una de las grandes áreas de investigación y desarrollo, de modo que tenemos a nuestra disposición múltiples tipos de lentes (monofocal, monofocal premium, bifocal, EDOF, trifocal, multifocal) con distintas características y funcionalidades. Nuestros oftalmólogos te acompañarán en el proceso preoperatorio para conocer tus necesidades y expectativas y orientarte sobre el mejor tipo de lente, que dependerá de múltiples factores, tanto oculares como personales.