OPERACIÓN DE CATARATAS

En nuestra clínica oftalmológica contamos con la mayor experiencia en cirugía de cataratas por micro incisión, alcanzando el mejor de los resultados con las menores molestias.

Síntomas de las Cataratas

Cuando un paciente desarrolla cataratas su visión se altera de forma considerable:

  • Disminuye su agudeza visual, el paciente no es capaz de ver con la definición o nitidez que solía ver antes.
  • Cambia la percepción de los colores, el paciente comienza a no percibir correctamente los colores al desarrollar cataratas, por ejemplo el paciente no ve los colores del espectro azul como realmente son en tonalidad e intensidad.
  • Aparecen problemas en situaciones de alta o baja luminosidad, al cambiar de diámetro la pupila el paciente varía mucho su visión,mes muy típico que el diente se deslumbre con más facilidad al desarrollar cataratas.
  • Miopización, el paciente ve incrementada su miopía si yacerá miope o desarrolla miopía, conocida como miopía de índice con la aparición de cataratas, es muy típico que en pacientes con cataratas mejora la visión de carga disminuyendo mucho la visión lejana.
  • Visión doble monocular, el paciente con cataratas en ocasiones ve doble con el ojo afectado, siendo este un síntoma oftalmológico muy incómodo e invalidante.

Cualquiera de estos síntomas deben hacer que el paciente acuda al Oftalmólogo para un correcto diagnostico y tratamiento.

 

PEDIR CITA

operacion-de-cataratas-en-granada-resultado

¿Cómo se diagnostican las cataratas?

Cuando un paciente sospecha la existencia de cataratas, debe acudir a su oftalmólogo, para que tras una exploración oftalmológica completa, que incluya toma de agudeza visual, exploración del polo anterior del ojo, dilatación de la pupila mediante gotas y exploración del cristalino, la retina y el nervio óptico.

Tras esta exploración ocular el oftalmólogo podrá diagnosticar las cataratas y aconsejar el mejor momento para el tratamiento.

operacion-de-cristalino

Tipos de cataratas

Podemos clasificar las cataratas según su causa, edad de aparición o su evolución. Así podemos distinguir:

  • Catarata congénita: este tipo de catarata, muy infrecuente afortunadamente aparece en niños recién nacidos y precisa de una cirugía precoz para que la función visual del ojo afectado se desarrolle correctamente.
  • Catarata senil: la catarata más frecuente actualmente, se desarrolla en pacientes a partir de los 60 años, suelen evolucionar más lentamente provocando síntomas de forma muy paulatina, por lo que el paciente con cataratas no suele ser muy consciente de la visión perdida hasta que la recupera tras la intervención.
  • Catarata secundaria: son cataratas que se desarrollan después de otra cirugía ocular como la cirugía de desprendimiento de retina, la vitrectomia o la cirugía de glaucoma. La cirugía de este tipo de catarata es igual que el resto, pero su evolución es muy rápida, en pocos meses el paciente pierde mucha visión.
  • Catarata por radiación: son cataratas que aparecen en pacientes sometidos a grandes cantidades de radiación, como tratamientos de radioterapia, pacientes expuestos a radiación como trabajadores de radiodiagnóstico no protegidos correctamente o pacientes víctimas de accidentes nucleares, son afortunadamente muy infrecuentes, se desarrollan en poco tiempo y su cirugía es igual que el resto de cataratas.
  • Catarata traumática: pacientes que han sufrido algún traumatismo ocular pueden desarrollar cataratas en poco tiempo y de forma muy aguda, llegando al extremos de pacientes que han sufrido una perforación ocular, que desarrollan catarata en pocas horas.

¿Cuándo se deben operar las cataratas?

No hay un momento único valido para todos los pacientes con cataratas, pues depende de muchos factores como la exigencia visual, el resto de parámetros oculares del paciente, su edad y estado de salud. No será igual un paciente con cataratas conductor profesional con 50 años que un paciente de 85 años con una vida muy inactiva.

Siempre aconsejamos que la cirugía de cataratas se lleve a cabo cuando el paciente y el oftalmólogo estén de acuerdo, es decir, cuando el paciente desee ver mejor y el oftalmólogo aconseje operar cuando el paciente lo desee.

Además la operación de catarata tiene una ventaja, una vez intervenida correctamente no aparece de nuevo nunca, por lo que esperar para la cirugía de catarata en un paciente sin otras enfermedades oculares añadidas no tiene ventaja alguna.

Factores de riesgo para el desarrollo de cataratas

Edad: el principal factor de riesgo, la catarata en su mayoría se desarrollan asociadas a la edad, el 90% de los mayores de 65 años tiene signos oftalmológicos de cataratas aunque aún no tengan síntomas y el 50% de los pacientes con edades entre los 75 y 80 años sufren perdida visual debido a una catarata. Es un hecho demostrado que está disminuyendo la edad de la aparición de cataratas, por motivos que aún se desconocen los pacientes desarrollan cataratas a edades más precoces.

Alcoholismo: las grandes ingestas de alcohol mantenidas durante mucho tiempo son causa de cataras.

Tabaquismo: los fumadores aceleran el metabolismo oxidativo, que afecta al ojo como órgano diana en forma de catarata.

Obesidad: los pacientes obesos sufren cataratas más jóvenes que el resto.

Hipertensión: los pacientes hipertensos sin un control correcto son más propensos al desarrollo de cataratas que el paciente normotenso.

Antecedentes familiares: algunos pacientes tienen en la familia antecedentes de cataratas precoces, y este es un factor  de riesgo de mucho peso.

Alta exposición solar: pacientes muy expuestos al sol sin la correcta protección o a los rayos UVA desarrollan cataratas  antes.

Diabetes: el estrés oxidativo en los diabéticos es mayor, por lo que es cristalino acelera su opacificación desarrollando cataratas.

Tratamiento de cáncer/ radiaciones: la radioterapia o explosión a radiación provoca cataratas.

Operación de Cataratas
Vota nuestro artículo