Hemorragia subconjuntival

Confía en VISIÓON para descubrir una nueva forma de ver las cosas. Los mejores oftalmólogos y la tecnología al servicio de tus ojos.

La hemorragia subconjuntival, hiposfagma o equimosis se caracteriza por un enrojecimiento súbito y repentino de una parte o la totalidad de la parte externa del ojo, tomando este un aspecto muy llamativo y que produce visitas al servicio de urgencias en busca de remedio.

La hemorragia subconjuntival, se produce por la rotura de un vaso de la conjuntiva, que es la membrana más exterior del ojo y que lo recubre y protege de agresiones externas, la sangre que se derrama, se deposita en el espacio que existe entre la conjuntiva y la esclerótica.

Causas de la hemorragia subconjuntival

Las causas van desde una elevación de la tensión arterial, esfuerzos físicos, accesos de tos, vómitos, aunque en ocasiones se produce de forma espontánea y el paciente es consciente al mirarse en el espejo de forma accidental o alguien de su entorno le llama la atención del llamativo aspecto que tiene su ojo.

La evolución es a la desaparición espontánea de la sangre, lo cual se produce en un periodo variable que oscila entre varios días y las 2 o 3 semanas, según la extensión e intensidad del cuadro, en este intervalo el aspecto del color de la sangre, cambiará al rojo más oscuro en los primeros días y después tornará a un color amarillento violáceo en los últimos días.

La hemorragia subconjuntival, no precisa ningún tipo de tratamiento y se trata de un proceso que sólo tiene importancia estética de tener el ojo muy enrojecido durante unos días y la inquietud que el paciente tiene hasta que el médico le diagnostica y explica la naturaleza y evolución de su cuadro.

Lo último en Hemorragia subconjuntival