Tipos de DMAE

Confía en VISIÓON para descubrir una nueva forma de ver las cosas. Los mejores oftalmólogos y la tecnología al servicio de tus ojos.

Tipos de Degeneración Macular Asociada a la Edad

Existen dos tipos de DMAE:

ᐈ La DMAE seca (no exudativa) es el tipo más frecuente. Presenta una evolución lenta a lo largo del tiempo. Se producen una serie de cambios degenerativos que provocan el adelgazamiento del tejido macular y la aglomeración de proteínas a este nivel, lo que conlleva un deterioro gradual de la visión central. Por lo general se ven afectados los dos ojos, pero con frecuencia de manera asimétrica.

No existe un tratamiento curativo para la DMAE seca aunque está recomendada la suplementación con antioxidantes (Vit C, Vit E , Luteina, Zeaxantina, Zinc, Cobre…) con fines profilácticos.

 

ᐈ DMAE húmeda (exudativa) es menos común pero más agresivo, se asocia con una progresión más rápida y mayor pérdida de visión. En este caso, el crecimiento de vasos sanguíneos anormales bajo la retina provocará episodios agudos de inflamación retiniana y pérdida visual súbita.

El pronóstico visual de la DMAE exudativa sin tratamiento es malo. De ahí que un diagnóstico precoz sea clave para poder iniciar el tratamiento lo más precoz posible.

Para alcanzar dicho diagnóstico es necesario que realicemos una evaluación oftalmológica completa que incluya:

  1. ᐈ Examen de la agudeza visual
  2. ᐈ Exploración del fondo de ojo, prestando especial atención al estado de la mácula
  3. ᐈ Tomografía de coherencia óptica (OCT). Es un escáner de la mácula, que tiene como fin evidenciar la presencia o no de una membrana neovascular.
  4. ᐈ En casos excepcionales se necesita una Angiografía fluoresceínica.

Los pacientes que ya han sufrido una DMAE exudativa en un ojo tienen un 50% de probabilidades de tener una membrana neovascular en el otro ojo, por eso es importante controlar periódicamente y de cerca a este tipo de pacientes. 

En nuestro centro disponemos de un test genético para el diagnóstico precoz de la DMAE para aquellas personas que quieran conocer las probabilidades de desarrollar la enfermedad. Este test genético es especialmente útil para familiares directos de personas que padezcan una degeneración macular. Este test es fácil de realizar, así como rápido y sencillo, ya que consiste en tomar muestras de saliva.

Las inyecciones intravítreas con factores antiangiogénicos son la elección para el tratamiento de la degeneración macular. Su acción bloquea la progresión de las membranas neovasculares.

La introducción de Ranibizumab (Lucentis®), Bevacizumab (Avastin®) y Eylea (Aflibercept) ha permitido conseguir mejores resultados visuales. La media de inyecciones intravítreas de tratamiento al año es entre 5 y 6. Se trata de un tratamiento ambulatorio e indoloro que no precisa ingreso y que se realiza bajo anestesia tópica mediante la administración de gotas.