Pre y postoperatorio de la cirugía de cataratas

Confía en VISIÓON para descubrir una nueva forma de ver las cosas. Los mejores oftalmólogos y la tecnología al servicio de tus ojos.

Si su cirugía de cataratas es “normal” no precisará realizar un preoperatorio anestésico, pues la anestesia será en gotas, no hay sangrado ni durante la cirugía ni utilizamos medicación sistémica o sedación alguna.

Si, por otra parte, su cirugía de cataratas fue clasificada como “especial” y su anestesia está prevista como local o regional, su oftalmólogo le dará los detalles a seguir antes de la cirugía.

Es importante utilizar un tratamiento antibiótico en gotas desde 48 horas antes de la cirugía para preparar al ojo , limpiándolo y evitando de este modo el riesgo de infección en la medida de lo posible.

También es importante que 48 horas antes de la intervención realice una  limpieza de párpados y pestañas con unas toallitas limpiadoras que nuestro equipo de atención al paciente le darán en nuestra clínica Oftalmológica cuando se le expliquen los detalles de la cirugía.

Si es usuario de lentes de contacto debe dejar de utilizarlas 7 días antes de la cirugía, pues aumentan el riesgo de infección tras la cirugía.

Puede realizar cualquier actividad física antes de la cirugía de cataratas.

El día de la intervención de cataratas puede hacer vida normal hasta la operación, debe continuar con el tratamiento antibiótico preoperatorio en colirio, no debe maquillarse y debe acudir acompañado a la clínica a la hora concertada.

En cuanto al postoperatorio, tras su cirugía de catarata, que habrá sido realizada por nuestros oftalmólogos, bajo anestesia en colirio y en 10 minutos, será necesario seguir un tratamiento personalizado y unos cuidados específicos para alcanzar de este modo el mejor resultado visual con los menores riesgos posibles. 

 

Tras la intervención

El día de la intervención saldrá de nuestra clínica oftalmológica con el ojo destapado, y podrá parpadear y mirar sin problema, la visión aún no será correcta por la dilatación pupilar y por el deslumbramiento del microscopio y será preciso seguir el tratamiento prescrito por su oftalmólogo. 

Es muy aconsejable utilizar gafas de sol al salir de la clínica, pues sufrirá algo de fotofobia y deberá protegerse de golpes, viento etc.

Ese día debe terminar la jornada de forma tranquila, sin esfuerzos ni golpes, puede ver televisión o leer si las molestias lo permiten y comer de forma normal.

Para dormir debe usar el protector que se le facilitará en la clínica para no tocar el ojo mientras duerme o evitar cualquier golpe.

 

Al día siguiente

Al día siguiente la visión ha comenzado a mejorar pero aún no es perfecta, el paciente operado de cataratas verá halos en las luces y notará sensación de cuerpo extraño en el ojo, por lo que aún no está recuperado.

Debe continuar el tratamiento aconsejado por nuestros oftalmólogos, acudir a nuestra clínica oftalmológica a revisión para comprobar que todo sigue un curso clínico correcto y puede empezar a incorporarse a su actividad cotidiana, evitando todavía esfuerzos, lugares sucios o polvorientos y sin tocar el ojo con las manos, que son una importante fuente de infecciones.

Debe seguir asimismo durmiendo con el protector ocular que le suministramos en nuestra clínica oftalmológica y absteniéndose todavía de deportes o actividades acuáticas. Puede ducharse con normalidad intentando evitar en la medida de lo posible la entrada de agua o jabón en el ojo operado de cataratas.

 

A la semana

Ya no es preciso el uso del protector ocular para dormir, ya podemos empezar a salir a la calle sin gafas de sol y la visión del paciente intervenido empieza a estar cerca del resultado definitivo. Debemos continuar con el tratamiento ocular aconsejado por el oftalmólogo y evitar esfuerzos y actividades acuáticas.

 

A los 15 días

Debemos acudir a revisión a nuestra clínica oftalmológica para evaluar la evolución visual del paciente, el tratamiento ya está terminando pero debemos continuar hasta el final, intentando no olvidar ninguna gota de los colirios aconsejados y ya podemos comenzar con pequeños esfuerzos, pero evitando aún deportes y actividades acuáticas. 

 

A los 30 días

El paciente puede ya hacer una vida normal, ha terminado el tratamiento inicial aconsejado por su oftalmólogo y su función visual del ojo operado de cataratas es definitiva. A partir de ahora el paciente puede realizar deporte y actividades acuáticas para comenzar a disfrutar de su visión sin cataratas al 100%.