ALTA MIOPÍA

La miopía magna o alta miopía comprende a todos los pacientes miopes o con astigmatismo miópico que superan las 6 dioptrías de miopía o 6 dioptrías en equivalente esférico en el caso del astigmatismo miópico

¿Qué es la Alta Miopía?

También se clasifica como miope magno a cualquier paciente con una longitud axial (longitud del ojo) de más de 26 milímetros.

La miopía magna se basa en un ojo anormalmente grande, lo que provoca un “estiramiento” de todos los tejidos del ojo que a su vez ocasionan un adelgazamiento de capas tan importantes como la retina, la córnea o la coroides, vitales en el funcionamiento del sistema visual.

Es muy importante que los pacientes con alta miopía pasen controles oftalmológicos frecuentes, que como mínimo deben tener una frecuencia anual, en pacientes miopes sin complicaciones.

Las complicaciones más frecuentes en pacientes miopes magnos o altos miopes son el desprendimiento de retina, la aparición de cataratas precoces, el glaucoma o la formación de membranas epirretinianas o hemorragias maculares.

Tratamiento de la Alta Miopía

El tratamiento de la alta miopía se divide en dos vertientes, el tratamiento de las complicaciones que surjan en el curso de la enfermedad, que debe ser específico de cada patología o la corrección de la miopía o de las dioptrías que el paciente sufra en el caso de que así lo desee, para poder vivir sin precisar el uso de gafas y lentillas.

El tratamiento refractivo de la miopía magna incluye la cirugía ocular láser, el implante de lentes fáquicas ICL, en su versión esférica o tórica si el paciente también sufre astigmatismo o la extracción de cristalino transparente con implante de lente intraocular asociada.

En el caso de las complicaciones derivadas de la alta miopía, contamos con un gran arsenal terapeútico como la cirugía del desprendimiento de retina mediante indentación escleral externa o la vitrectomía microincisional, la cirugía de cataratas mediante facoemulsificación microincisional bajo anestesia tópica (gotas),el uso de antiangiogénicos como Lucentis o Eylea para el tratamiento de membranas neovasculares subretinianas o la microcirugía filtrante para pacientes con glaucoma sin control con medicación tópica.

Prevención de la Alta Miopía

Tras muchos estudios y muchos ensayos clínicos, la comunidad científica Oftalmológica ha llegado a la conclusión de que sólo hay dos vías de prevención de las complicaciones de la alta miopía y de la miopía magna, una es la revisión oftalmológica anual en pacientes miopes magnos sin complicaciones y el otro es el uso de Atropina diluida a diario en pacientes infantiles con antecedentes de miopía magna o con miopía magna precoz.

alta-miopia