Queratitis Actinica o ceguera de la nieve, síntomas y prevención

22 DE enero, 2016

Si eres de los que te gusta practicar deportes de invierno como el esquí o el snowboard, o simplemente te gusta acercarte a Sierra Nevada siempre tienes que acudir con la protección ocular necesaria.

Si eres de los que te gusta practicar deportes de invierno como el esquí o el snowboard, o simplemente te gusta acercarte a Sierra Nevada siempre tienes que acudir con la protección ocular necesaria.

Aunque tengas muchas ganas (y ya toca) de deslizarte por alguna de sus 124 pistas en sus más de 100 kilómetros esquiables no debes confiarte, incluso aunque salgan días nublados o te quedes en la cafetería de la estación.

Si te confías y nos dejamos las gafas de sol en casa o llevamos unas gafas de “imitación de una conocida marca” podemos sufrir la llamada ceguera de la nieve u oftalmía. Una patología grave que produce la inflamación de la conjuntiva del ojo (la membrana mucosa que cubre el blanco del ojo y la parte interior de los párpados) y de la córnea. Técnicamente esto es conocido como una querantoconjuntivitis producida por la incidencia de una exposición prolongada en los ojos de los rayos ultravioletas del sol.

En realidad la ceguera de la nieve no se trata sino de una quemadura de la córnea causada por una sobreexposición excesiva al sol. Debemos tener cuidado con la incidencia de los rayos del sol en todo momento, aunque estemos paseando por la ciudad, recordemos que en Granada estamos a 630 metros sobre el nivel del mar y especialmente en la nieve, ya que los rayos ultravioletas (UV) se amplifican por causa de la reflexión del sol en el hielo y la nieve.

Además que a mayor altitud es menor la protección de la atmósfera frente a este tipo de radiación solar.

Síntomas y prevención de la Queratitis Actinica

Los síntomas pueden aparecer entre 4 y 6 horas después pero si has estado esquiando sin gafas durante una mañana casi con total seguridad que sufrirás de oftalmía.

Los primeros síntomas son escozor, irritación y dolor en los ojos para pasar a una visión borrosa, conjuntivitis, pequeños espasmos oculares, hipersensibilidad a la luz y en el peor de los casos, pérdida temporal de la vista.

Si crees que estás sufriendo de oftalmía, lo primero que debes de hacer es no frotarte los ojos y acudir a un servicio de urgencias oftalmológicas para que te examinen. Por suerte el tratamiento es muy sencillo y en 24 horas estaremos casi restablecidos. Eso sí, nada de lentillas en un semana si es que las llevas.

Aunque más vale prevenir que curar, por lo que siempre es mejor la prevención mediante el uso de gafas de sol polarizadas con un alto grado de protección solar.

Y si eres de los que no salen de las pistas rojas y negras, mejor si utilizas gafas de sol con protectores laterales o de patillas muy anchas incluso en los días nublados.

Se calcula que aproximadamente un 20% de las personas que practican actividades en la nieve sufren de oftalmía. Con un poco de precaución y sentido común seguro que podremos bajar esta estadística. Esta temporada de esquí acuérdate de la importancia de cuidar y equipar, también nuestros ojos.

Queratitis Actinica o ceguera de la nieve, síntomas y prevención
3.6 (72%) 5 votes