Protege tus ojos del sol o no verás nunca más las estrellas

02 DE junio, 2016

Los oftalmólogos no nos cansamos de repetir que una exposición excesiva a la luz ultravioleta aumenta el riesgo de sufrir enfermedades oculares tan graves como cataratas, degeneración macular e incluso cáncer.

 

Los oftalmólogos no nos cansamos de repetir que una exposición excesiva a la luz ultravioleta aumenta el riesgo de sufrir enfermedades oculares tan graves como cataratas, degeneración macular e incluso cáncer.

Si para nuestro cuerpo no nos olvidamos de utilizar un protector solar para proteger nuestra piel de las quemaduras solares, debemos tomar las mismas precauciones con nuestros ojos.

Y es que la excesiva radiación de luz ultravioleta puede dañar los tejidos de la superficie del ojo pero también las partes internas. Es importante comenzar a utilizar una protección adecuada para nuestros ojos incluso desde edades muy tempranas.

Enfermedades oculares como las cataratas o incluso el cáncer pueden tardar muchos años en desarrollarse, pero cada vez que estamos ante el sol sin la protección necesaria se está añadiendo un peligro adicional a la posibilidad de desarrollar una grave enfermedad ocular.

Los bebés y los niños tienen que usar sombreros y gafas de sol por esta misma razón y sin olvidarnos que las personas de todas las edades deben tomar precauciones cuando están al aire libre.


Consejos VISIÓON:

  • Elige siempre unas gafas de sol con lentes que bloqueen los rayos UV. No se deje engañar por el color o el precio. La capacidad para bloquear la luz UV no depende del precio ni de la tonalidad oscura de los lentes de sol. Las gafas de los “chinos” serán muy económicas pero pueden salirnos muy caras.
  • Asegúrate de que las lentes de las gafas de sol puedan bloquear el 100% de los rayos UVA y UVB. Busca la etiqueta “100% de protección UV” o UV400.
  • Aunque a todos nos gustan llevar unas gafas que sean bonitas, lo mejor es que escojas unas gafas que cubran toda el área de los ojos. Olvídate del estilo Jhon Lennon, lo ideal es que envuelvan el área hasta la sien, de modo que los rayos solares no logren penetrar desde los costados.
  • No queremos convertir Granada en el nuevo Ascot pero si el sol aprieta, utiliza el sombrero. Los sombreros de ala ancha proporcionan la mejor protección para sus ojos.
  • Si usas lentillas que cuentan con protección UV esta protección no es suficiente para nuestro sol. Utiliza también gafas de sol.
  • Que no te engañen las nubes, los rayos solares pueden atravesar las nubes de poco espesor y el daño en los ojos provocado por el sol puede ocurrir incluso en días nublados. Los días nublados extrema las precauciones, nos solemos confiar y dejar las gafas en casa y nuestros ojos pagan las consecuencias.
  • Si estás en la tumbona o sobre la toalla, recuerda, no debes mirar directamente hacia el sol, puede provocarte una retinopatía solar, es decir, un daño en la retina del ojo causado por la radiación solar.
  • Igual que para nuestra piel, este consejo vale para nuestros ojos, hay que extremar las precauciones al mediodía, cuando los rayos solares UV son más fuertes y peligrosos.
  • Las personas mayores y los niños deben tener un especial cuidado con el sol. Si no conseguimos que lleven gafas de sol no puede faltar una gorra o sombrero de ala ancha que les proteja del sol.

[dt_quote type=”blockquote” font_size=”big” animation=”none” background=”plain”]Si sigues nuestros consejos podréis disfrutar del sol de estos meses con seguridad al tiempo que proteges tu visión. Y recuerda, nuestros ojos también necesitan una exposición mínima a la luz natural todos los días para ayudar a mantener nuestros ciclos normales de sueño. Aparte que el sol nos proporciona alegría y buen humor.[/dt_quote]

 

Protege tus ojos del sol o no verás nunca más las estrellas
¿Nos das una estrella?