El ojo seco, síntomas y tratamiento

Las consecuencias del ojo seco van desde una sutil pero constante irritación de los ojos a la inflamación e incluso en casos más graves en la cicatrización de la superficie frontal del ojo.

El llamado síndrome de ojo seco es causado por una falta crónica de una lubricación suficiente y de humedad en la superficie del ojo. Las consecuencias del ojo seco van desde una sutil pero constante irritación de los ojos a la inflamación e incluso en casos más graves en la cicatrización de la superficie frontal del ojo.

El síndrome del ojo seco también es llamado como “enfermedad del ojo seco” o sencillamente “ojo seco”.

 

La prevalencia de ojo seco

Los ojos secos son muy comunes y el síndrome de ojo seco es una de los temas más recurrentes en la consulta oftalmológica. Una encuesta realizada en Estados Unidos reveló que casi la mitad de los estadounidenses mayores de 18 años experimentan regularmente síntomas de ojo seco. En este país hay más de 26 millones de personas que sufren de sequedad en los ojos y 5 millones de ellos, mayores de 50 años sufren de síndrome de ojo seco crónico.

En España no tenemos datos tan exhaustivos pero se estima que más de 5 millones de personas padecen de ojo seco.

¿Sabía que los ojos secos afectan a casi el doble de mujeres que de hombres?

Los síntomas del ojo seco

Los síntomas de ojo seco incluyen:

  • Sensación de quemazón.
  • Picor en los ojos
  • Sensación de ojos doloridos
  • Dolor en los ojos
  • Sensación de sequedad en los ojos.
  • Ojos rojos
  • Fotofobia (sensibilidad a la luz)
  • Visión borrosa
  • Otro síntoma común es algo la sensación de la presencia de un cuerpo extraño en el ojo, notar como un grano de arena u otro objeto en el ojo.

Y por extraño que pueda parecer, los ojos acuosos también pueden ser un síntoma del ojo seco. Esto se debe a que la sequedad en la superficie del ojo a veces produce la estimulación excesiva de lágrimas, nuestro mecanismo natural de protección.

Causas del ojo seco

Las lágrimas forman una capa protectora en la superficie del ojo que nos permite mantenerlos sanos, cómodos y con buena visión. Las lágrimas bañan la superficie del ojo para mantenerlo húmedo, eliminando el polvo, la suciedad y los microorganismos que podrían dañar la córnea y dar lugar a una infección ocular.

Un problema con cualquiera de los componentes de forman esta película lagrimal puede producir una inestabilidad en la película y como consecuencia, padecer de ojos secos. Por eso, según sea el componente de la película lacrimal que produce la inestabilidad se han clasificado diferentes categorías de ojos secos.

Así, el tipo específico de ojo seco determinará el tipo de tratamiento que el oftalmólogo decida.

Factores externos en el ojo seco

Hay una serie de factores externos que pueden aumentar el riesgo de sequedad en los ojos.

  • Cuando se trabaja en un ordenador, se mira el móvil o la tablet, se tiende a parpadear menos y con menor frecuencia, lo que conduce a una mayor evaporación de las lágrimas y un mayor riesgo de ojo seco.
  • El uso de lentillas también puede contribuir a tener problemas de ojo seco, por esta razón se desaconseja su uso si se experimentan molestias en los ojos.
  • El ojo seco puede ocurrir a cualquier edad, pero se vuelve cada vez más común a medida que envejecemos, sobre todo después de los 50 años.
  • Las mujeres posmenopáusicas tienen mayor riesgo de sequedad en los ojos de los hombres de la misma edad.
  • El uso excesivo de aparatos de aire acondicionado, ventiladores y sistemas de calefacción de aire pueden disminuir la humedad interior y acelerar la evaporación de las lágrimas, causando problemas de ojo seco.
  • Además de los ojos secos, el fumar se ha relacionado con problemas oculares graves, incluyendo la degeneración macular o las cataratas.
  • Ciertas enfermedades sistémicas como la diabetes, enfermedades de tiroides, la artritis reumatoide o el síndrome de Sjogren, entre otras, contribuyen a padecer de ojos secos.
  • Algunos medicamentos como antihistamínicos, antidepresivos, ciertos medicamentos para la presión arterial y las píldoras anticonceptivas aumentan el riesgo de ojo seco.
  • Algunas cirugías refractivas como la técnica LASIK pueden causar sequedad en los ojos. En la mayoría de los casos el malestar del ojo seco es temporal y desaparece en unas pocas semanas. Debido a esto en VISIÓON realizamos Cirugía Láser de Superficie que no produce ojo seco.

El ojo seco no es un problema baladí ya que tiene importantes implicaciones socio-sanitarias por el impacto que genera en la calidad de vida de los pacientes.

El ojo seco no tiene cura y en muchos casos es progresivo, por lo que la ausencia de tratamiento puede producir un agravamiento del mismo. Por lo que se recomienda que acuda al oftalmólogo nada más notar los primeros síntomas para que le administre el tratamiento pertinente y realice un seguimiento posterior.

El ojo seco, síntomas y tratamiento
5 (100%) 2 votes