Desmontamos los mitos de la cirugía láser ocular

19 DE octubre, 2015

Con la universalización del acceso a internet y la gran cantidad de información médica sin contrastar que encontramos en la red, no es raro que exista cierta confusión y falsos mitos sobre la cirugía láser ocular. Desde las primeras intervenciones oculares realizadas con láser en 1987, las cosas han cambiado mucho y la cirugía ocular […]

Con la universalización del acceso a internet y la gran cantidad de información médica sin contrastar que encontramos en la red, no es raro que exista cierta confusión y falsos mitos sobre la cirugía láser ocular.

Desde las primeras intervenciones oculares realizadas con láser en 1987, las cosas han cambiado mucho y la cirugía ocular con láser se ha convertido en uno de los procedimientos quirúrgicos más comunes con más de 35 millones de pacientes tratados con éxito en todo el mundo.

Sin embargo, esta popularidad ha venido acompañada de numerosas falsas creencias que en Visión, gracias a nuestra amplia experiencia, estamos encantados de desmentir.

Con la ayuda del oftalmólogo Ignacio López-Marín desterramos varios de los mitos más comunes que surgen a nuestros pacientes a la hora de decidirse por este procedimiento.

  • ¿El láser quema? No, claro que no, el láser es frío y no calienta ni produce sensación alguna de calor.
  • ¿Huele a quemado durante la intervención? No, el ligero olor que se puede percibir es el de los átomos de carbono puros generados por el láser .
  • ¿La intervención es dolorosa? No, rotundamente no, apenas se nota la intervención, no hay dolor.
  • ¿La cirugía ocular con láser es válida para todos los problemas de visión? Started La tecnología actual permite hoy en día, la corrección de todas las patologías refractivas comunes incluyendo la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y la necesidad de usar gafas de lectura, presbicia.

Igualmente recurrimos a la ayuda del oftalmólogo Ignacio López-Marín para derribar otro tipo de mitos, los que evitar surgen después de la operación.

  • ¿Los resultados son permanentes? Sí, los cambios realizados durante el procedimiento son permanentes. Sin embargo, debido a nuestro proceso de envejecimiento natural, con el paso del tiempo, la visión se puede deteriorar levemente.  Estos cambios de menor importancia ocurren generalmente a partir de los 50 años y el promedio normal es aumentar media dioptría cada década. Es algo normal en cualquier persona, pero si es una preocupación, se puede corregir con una cirugía posterior.
  • ¿Me puedo quedar ciego por una intervención errónea de cirugía láser ocular? Las posibilidades de que un paciente pierda la vista como resultado de una cirugía ocular con láser es tan pequeña que casi no existen, estamos hablando de 1 cada 5 millones de intervenciones.

El hecho es que la cirugía ocular con láser es un procedimiento cada vez más seguro. Y con avances en la tecnología, tales como la introducción de LASIK, el miedo a quedarse ciego es una cosa del pasado.

  • ¿La intervención tiene efectos secundarios o pueden surgir complicaciones de la cirugía láser ocular a largo plazo? Con casi 30 años de experiencia realizando esta intervención por oftalmólogos de todo el mundo, no se conocen efectos secundarios a largo plazo. Los efectos secundarios que se producen son generalmente leves en el peor de los casos, aparecen poco después de la cirugía, y se resuelven rápidamente. Las complicaciones importantes son muy raras.

Si desea reservar una consulta en Visión, necesita más ayuda o cualquier aclaración no dude en llamarnos al 958 20 70 70 o déjenos sus datos en el formulario de contacto.

Desmontamos los mitos de la cirugía láser ocular
¿Nos das una estrella?