Mitos y certezas sobre la cirugía ocular láser

19 DE agosto, 2016

Todavía quedan algunos temores infundados sobre la cirugía ocular láser que hacen que algunas personas no se decidan a dar el paso y despedirse de sus gafas y lentillas para siempre.

Todavía quedan algunos temores infundados sobre la cirugía ocular láser que hacen que algunas personas no se decidan a dar el paso y despedirse de sus gafas y lentillas para siempre. Por ello desde VISIÓON, como clínica oftalmológica en Granada hemos elaborado esta pequeña lista de los Mitos y realidades más recurrentes en cirugía ocular láser.

Las certezas en la cirugía láser ocular:

  • Se tarda aproximadamente tres minutos en la intervención de cada ojo.
  • No importa si mueves , abres o cierras el ojo, tampoco si hay estornudos o toses durante la intervención. Un cirujano experimentado con la ayuda de la tecnología actual de seguimiento ocular (eyetracker) aseguran que los movimientos oculares no afectan al resultado de la cirugía láser.
  • El láser es luz ultravioleta con un tamaño aproximado que equivale a la cuarta parte de una centésima del grosor de un cabello humano.
  • El láser no te puede causar ceguera.
  • Puedes operarte la miopía con láser incluso si eres mayor de 65 años. Cualquier persona puede someterse a la cirugía ocular con láser, siempre y cuando sean mayores de 18 años.
  • Se puede corregir con láser los defectos en la visión que nos impiden leer (Presbicia).
  • La mayoría de los pacientes intervenidos de miopía con láser serán capaces de ver bastante bien por la tarde del mismo día del procedimiento y podrán volver a su actividad cotidiana en 72 horas.
  • Hay una probabilidad del 0,1% de una complicación visual de menor importancia y un cirujano experto puede solucionar la mayoría de estos.

Los mitos en la cirugía láser ocular:

  • El láser está caliente – (Mito): el tratamiento de la miopía se realiza con láser en frío.
  • Se percibe un olor a ojo quemados – (Mito): Se trata de los átomos de carbono puros generados por el láser.
  • Duele – (Mito): la cirugía ocular láser para miopía es un proceso indoloro.
  • No es permanente – (Mito): Los cambios realizados por el láser son permanentes. Su visión puede cambiar muy ligeramente con los años, debido a que el ojo al estar formado por tejido vivo también envejece, pero estos cambios asociados a la edad son de menor importancia y se pueden corregir fácilmente.
  • Si te has operado de miopía ya no te puedes operar de cataratas – (Mito): Se puede operar de cataratas sin problemas y viceversa.
Mitos y certezas sobre la cirugía ocular láser
¿Nos das una estrella?