5 consejos para evitar lesiones oculares relacionadas con los juguetes de Navidad

Queridos Reyes Magos, sabemos que los niños os los han pedido, pero a la hora de concederles el deseo a los niños pedimos a sus Majestades que utilicen el sentido común y se dejen en Oriente muchos de los juguetes. Existen varios estudios que alertan sobre el peligro de algunos juguetes muy populares y que pueden llegar a producir una lesión ocular.

La  Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de Estados Unidos alertó este pasado mes de diciembre de que cada año se producen en este país 250.000 emergencias hospitalarias con niños relacionadas con lesiones con juguetes, muchas de estas lesiones se produjeron en la cara y un gran número fue una lesión ocular.

Las lesiones oculares relacionadas con juguetes pueden ir desde una pequeña abrasión en la córnea por un arañazo con la arista de un juguete hasta lesiones graves y muy graves por un láser o el impacto de un objeto.

Juguetes a evitar en la carta a los Reyes Magos.

Juguetes que disparen cosas.

Este año sigue la moda de los juguetes de una conocida marca que lanza dardos de gomaespuma. No es un juguete a regalar en determinadas edades junto con pistolas que lances bolitas de plástico, flechas de plástico o incluso globos. Siempre hay que utilizarlos con la supervisión de un adulto.

Drones.

Los drones están de moda pero hay que tener mucha precaución con los rotores giratorios cuyas hélices aparentemente inofensivas nos pueden dar un disgusto.

Las espadas, sables o varitas.

Pueden ser muy atractivos para los niños pero las peleas a espadas entre niños puede tener un desenlace desagradable.

Los juguetes con láser.

Las espadas láser, de Darth Vader o Luke Skywalker que están triunfando estas Navidades tienen haces de luces muy intensos. Estos juguetes llevan el distintivo de la Unión Europea y se supone que cumplen la normativa pero el problema está con las falsificaciones chinas que no cumplen ninguna normativa.

Los juguetes pueden llevar láseres de tipo 1, que tienen poca potencia, pero su uso continuado sobre un ojo sí que puede ocasionar alguna lesión oftalmológica. Estamos en plena vorágine de compras navideñas y debemos tener en consideración algunas recomendaciones de seguridad cuando vayamos a comprar los regalos de Navidad para los más pequeños de la casa.

Existen varios estudios publicados en Europa y Estados Unidos que alertan sobre el peligro de algunos juguetes muy populares y que pueden llegar a producir una lesión ocular. Entre estos juguetes peligrosos encontramos las pistolas y otros juguetes que lanzan proyectiles, los juguetes con luces láser o algún material deportivo.

Cuidado con las pistolas airsoft, o pistolas BB, que lanzan pequeños proyectiles de plástico u otros materiales, no son juguetes. Cada año se producen muchas lesiones oculares vinculadas a estas pistolas aparentemente seguras. Los pequeños proyectiles pueden impactar fácilmente en el tejido sensible de los ojos de un niño y causarle fácilmente una lesión.

Nunca compre ni permita que le regalen a un niño un puntero láser, y especialmente si es de alta potencia. Ya son varias las personas que han sufrido importantes lesiones oculares por culpa de los láseres de alta potencia y que son vendidos en España sin la regulación necesaria. Estos láseres son cada vez más potentes y tienen la capacidad de causar daño severo a la retina con apenas unos segundos de exposición a la luz.

Compre siempre el juguete adecuado a la edad del niño y consulte las etiquetas sobre la edad de uso recomendada antes de adquirir cualquier juguete. Es importante que sigamos las recomendaciones e instrucciones por edad en cuanto a su ensamblado, uso y supervisión pertinentes.

Intenta evitar los juguetes con componentes puntiagudos, protuberantes o que funcionen como proyectiles. En la web de la agencia española de consumo, seguridad alimentaria y nutrición encontrará un listado con cientos de productos, la mayoría juguetes de fabricación asiática, que pueden poner en peligro la salud, no solo ocular, de nuestros hijos.

Cuidado con determinado material deportivo como juegos de golf, béisbol, guantes de boxeo, dardos… ya que un uso incorrecto puede causar graves lesiones oculares a los más pequeños por lo que se recomienda que siempre haya un adulto supervisando el juego de los niños.

Y recuerde que si algún ser querido sufre cualquier percance ocular busque atención médica oftalmológica de inmediato, en VISIÓON disponemos de un servicio oftalmológico de urgencias que le puede ser de gran ayuda. Encontramos fácilmente en cualquier superficie comercial juguetes de cierta peligrosidad, como son las pistolas y otros juguetes que lanzan proyectiles o los juguetes con luces láser.

Los niños siempre tienen que llevar gafas protectoras si juegan con pistolas airsoft, o pistolas BB, que lanzan pequeños proyectiles de plástico u otros materiales. No es raro que estos proyectiles impacten en el tejido sensible de los ojos de un niño y puedan producir alguna lesión.

En el caso de las pistolas o juguetes que lanzan dardos de gomaespuma siempre hay que utilizarlos con la supervisión de un adulto o con gafas protectoras.

No es nada recomendable regalar a los pequeños de la casa punteros láser, especialmente si son de alta potencia. No son un juguete. Estos dispositivos de señalización son muy potentes y tienen la capacidad de causar un daño severo a la retina con apenas unos segundos de exposición a la luz. Y por desgracia son vendidos sin la regulación necesaria.

Algunos juguetes pueden llevar láseres de tipo 1, que tienen poca potencia, pero su uso continuado sobre un ojo sí que puede ocasionar alguna lesión.

En el caso de que el juguete elegido sea un dron, hay que tener mucha precaución con los rotores giratorios cuyas hélices aparentemente inofensivas nos pueden dar un disgusto.

Otro de los juguetes de moda este año, el slime y las fábricas de slime no deben acercarse a los ojos debido a que algunas marcas presentan una elevada presencia de boro en su composición que puede producir irritación y quemaduras oculares, según hizo público la OCU en una de sus publicaciones.

Aconsejamos a Sus Majestades y Papá Noel consultar las etiquetas sobre la edad de uso recomendada antes de adquirir cualquier juguete. Es importante que sigamos las recomendaciones e instrucciones por edad en cuanto a su ensamblado, uso y supervisión pertinentes.

En la web de la agencia española de consumo, seguridad alimentaria y nutrición existe un listado de juguetes que pueden poner en peligro la salud, no solo ocular, de nuestros hijos.

Y recuerda que si se sufres cualquier percance ocular busca atención médica oftalmológica de inmediato, en VISIÓON disponemos de un servicio oftalmológico de urgencias que puede ser de gran ayuda.