Si usas lentillas habitualmente extrema las medidas de higiene o puedes padecer una infección de la córnea

Aproximadamente dos millones y medio de españoles usan diariamente lentes de contacto. Las lentillas si se usan correctamente son una forma segura y eficaz de corregir varios problemas refractivos.

Aproximadamente dos millones y medio de españoles usan diariamente lentes de contacto. Las lentillas si se usan correctamente son una forma segura y eficaz de corregir varios problemas refractivos.

Las lentes de contacto son consideradas como un dispositivo médico y en algunos países como por ejemplo los Estados Unidos, donde se estima que 41 millones de norteamericanos usan lentillas, están bajo la supervisión de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).

Este organismo de control sanitario notificó que en la última década se había registrado un número preocupante de infecciones de la córnea relacionadas con el uso de las lentes de contacto. Aproximadamente el 20% de estas infecciones en la córnea ocasionó un daño importante en los ojos de estas personas.

En un gran número de ocasiones el origen de la infección se había producido por un uso indebido de las lentes de contacto como dormir con las lentes puestas o utilizar las lentillas un periodo de tiempo más largo que el indicado por el fabricante.

Un dato preocupante es que según una encuesta de la Administración de Alimentos y Medicamentos realizada en 2014, el 99% de los usuarios de lentes de contacto encuestadas cometían alguna imprudencia con el uso de las lentillas que le ponía en riesgo de contraer una infección ocular relacionada con las lentes de contacto.

Una infección de la córnea relacionada con el uso de las lentes de contacto puede ocasionar grabes problemas en el ojo como una cicatriz corneal, una disminución de la agudeza visual, o incluso un trasplante de córnea.

Es necesario mucha concienciación entre los usuarios de lentillas acerca de la prevención de las infecciones oculares relacionadas con el uso de las lentes de contacto.

Diferentes estudios han demostrado que dormir con las lentes de contacto, ya sea de forma ocasional aumenta de forma exponencial el riesgo de infecciones oculares relacionadas con lentes de contacto.

El uso de lentes de contacto de larga duración aumenta el riesgo de sufrir una queratitis microbiana en relación con el uso de lentes de contacto desechable.

Aunque las lentes de contacto son una forma segura y eficaz de corregir problemas refractivos su uso inadecuado y la falta de higiene suponen un riesgo de infección de la córnea.

Los factores de riesgo más habituales son la falta de higiene, su uso más allá de las recomendaciones del fabricante, dormir con las lentillas puestas, uso de lentillas o líquidos caducados, su conservación en agua del grifo, su uso en la playa o en piscinas..etc

Recuerda que si quieres despreocuparte de todos estos factores de riesgo una opción totalmente segura, económica y eficaz es la operación ocular láser con la que descubrirás una nueva vida sin los problemas derivados del uso diario de gafas o lentillas.

Si usas lentillas habitualmente extrema las medidas de higiene o puedes padecer una infección de la córnea
¿Nos das una estrella?