Información importante sobre el coronavirus de Wuhan para pacientes y oftalmólogos

Debido a que los informes sugieren que el virus también puede causar conjuntivitis, es posible que se transmita por contacto de aerosol con la conjuntiva. Eso aumenta la probabilidad de que los oftalmólogos sean los primeros en evaluar a los pacientes posiblemente infectados con 2019-nCoV.

La epidemia de neumonía por coronavirus de Wuhan empezó en diciembre de 2019 en la ciudad de Wuhan, en China central, cuando se informó de un grupo de personas con neumonía de causa desconocida, vinculada principalmente a trabajadores del mercado mayorista de mariscos del sur de China de Wuhan​ el cual vende, entre otros artículos, varios tipos de animales exóticos vivos.

La segunda semana de enero se confirmó la primera muerte causada por este tipo de neumonía. La cifra ha ascendido a finales de enero a 170 en China.

Tailandia notifica el 13 de enero el primer caso del nuevo coronavirus. En los días siguientes, 12 países más lanzaron la alerta con nuevas personas infectadas. Alemania es el último país que ha confirmado un caso fuera de las fronteras chinas.

Ante la epidemia, la Academia Americana de Oftalmología está compartiendo importante información oftalmológica específica relacionada con el nuevo coronavirus, conocido como «2019-nCoV», o simplemente el «coronavirus chino o de Wuhan».

Los informes sugieren que el virus puede causar conjuntivitis y posiblemente se transmita por contacto de aerosol con la conjuntiva.

Los pacientes que acudan a un oftalmólogo con conjuntivitis y que también tengan síntomas respiratorios y que hayan viajado recientemente al extranjero o que han estado recientemente en China o con familiares que han regresado hace poco de China, podrían ser casos de 2019-nCoV.

Se recomienda la protección de la boca, la nariz y los ojos cuando se atiende a pacientes potencialmente infectados con 2019-nCoV.

El virus 2019-nCoV causa graves infecciones respiratorias, incluyendo neumonía. Aunque el virus no parece tan mortal como el coronavirus del SARS ya se ha producido un número significativo de muertes.

Los pacientes se presentan con enfermedades respiratorias, incluyendo fiebre, tos, falta de aliento y conjuntivitis. Las complicaciones graves incluyen neumonía, estas pueden aparecer pronto como 48horas o hasta 14 días después de la exposición.

Entre la literatura recientemente publicada sobre el coronavirus hay un estudio que alerta sobre la posibilidad de que los pacientes puedan ser infecciosos para otros incluso antes de que experimenten los síntomas de infección.

El virus parece propagarse a través de las gotas respiratorias. También podría propagarse si las personas tocan un objeto con el virus y luego se tocan la boca, la nariz o los ojos.

Debido a que los informes sugieren que el virus también puede causar conjuntivitis, es posible que se transmita por contacto de aerosol con la conjuntiva. Eso aumenta la probabilidad de que los oftalmólogos sean los primeros en evaluar a los pacientes posiblemente infectados con 2019-nCoV.

Por lo tanto, se recomienda que atienden a pacientes potencialmente infectados con 2019-nCoV que se protejan la boca, la nariz, por ejemplo, con una máscara N-95, o los ojos, por ejemplo, con gafas.

Pasos que debe seguir

Se recomienda que ese valúe a los pacientes en cuanto a los siguientes factores para identificar la posible exposición al 2019-nCoV:

  • ¿Su paciente se presenta por conjuntivitis?
  • ¿Su paciente también tiene síntomas respiratorios?
  • ¿Ha viajado su paciente recientemente al extranjero?
  • ¿Incluye su viaje internacional un viaje reciente a China o con miembros de su familia que hayan regresado recientemente de China?

Ante pacientes que cumplan estos criterios hay que notificar inmediatamente a las autoridades sanitarias competentes.