En Cirugía Refractiva ¿Cómo elegir a un buen oftalmólogo?

20 DE septiembre, 2017

Regresamos de las vacaciones, volvemos a la rutina, nos enfrentamos a la lista de cosas pendientes para hacer después del verano y nos volvemos a plantear cosas como operarnos la vista y despedirnos de las molestas gafas y lentillas.

Regresamos de las vacaciones, volvemos a la rutina, nos enfrentamos a la lista de cosas pendientes para hacer después del verano y nos volvemos a plantear cosas como operarnos la vista y despedirnos de las molestas gafas y lentillas.

Antes de darnos cuenta nos veremos inmersos otra vez en el otoño y la marcha normal de madrugar para tener ir que a clase o al trabajo.

[dt_quote type=”blockquote” font_size=”big” animation=”none” background=”plain”]Para aquellos que habéis decidido que ahora es el momento de decir adiós a las gafas os dejamos una serie de importantes recomendaciones a la hora de elegir a un buen oftalmólogo.[/dt_quote]

1. La experiencia del oftalmólogo.

Damos por sentado que cualquier oftalmólogo que trabaje en una clínica oftalmológica que cuente con las autorizaciones pertinentes, posee la titulación necesaria para ejercer esta actividad. Ya que vamos a depositar algo tan preciado como es nuestra vista en sus manos, antes de tomar la decisión debemos conocer la experiencia y trayectoria del oftalmólogo.

Aunque la tecnología en la actualidad es la clave de gran parte de la intervención, el factor humano es muy importante a la hora de elegir el tipo de tratamiento y solventar cualquier problema.

2. Dónde se realizan las intervenciones.

Cualquier intervención quirúrgica debe realizarse en un entorno adecuado que cumpla los requisitos de higiene y seguridad necesarios. Los tratamientos oftalmológicos actuales requieren de alta especialización tecnológica por lo que las clínicas deben hacer importantes esfuerzos económicos para poder ofrecer al paciente los últimos avances técnicos.

3. Primera consulta oftalmológica.

En la primera consulta el paciente debe ser atendido por un oftalmólogo. Nuestra salud ocular debemos confiarla en un oftalmólogo, ya que el oftalmólogo es un médico especializado en nuestros ojos y son los únicos capacitados para tratar enfermedades oculares e intervenciones quirúrgicas en los ojos.

4. Información sobre el tratamiento

El oftalmólogo y el equipo de atención al paciente de la clínica debe proporcionar al paciente una información precisa y veraz sobre los principales aspectos del tratamiento, tales como: duración aproximada de la intervención, tipo de anestesia, tiempo de recuperación y cuidados postoperatorios.

5. Documentación legal

El paciente antes de la intervención tiene que firmar un documento (Consentimiento Informado) que garantiza la seguridad de la intervención. El paciente mediante ese documento deja constancia de que quiere someterse a la intervención de cirugía refractiva y de que ha sido informado de todo el proceso.

6. Primera consulta Preoperatoria

La primera consulta preoperatoria sirve para valorar si el paciente es un buen candidato para la cirugía refractiva. El paciente tiene que pasar por varias fases hasta completar un diagnóstico oftalmológico completo e individualizado. Desconfía de cualquier clínica que no realice estos pasos previos a cualquier intervención y que suelen durar unos 45 minutos.

7. Equipo humano especializado

Todo el equipo de profesionales que intervienen en cualquier fase de la intervención de cirugía refractiva debe tener la titulación y la experiencia necesaria. Desde el oftalmólogo al optometrista.

8. Seguimiento médico

La evolución del paciente después de la intervención ha de realizarla un oftalmólogo. Tras la cirugía, el paciente deberá disponer de un informe en el que se detalle la operación realizada y los cuidados postoperatorios necesarios cómo los colirios.

9. Precio del tratamiento

Hay que desconfiar de precios excesivamente bajos y asegurarse de todo lo que incluye el tratamiento para no llevarse sorpresas con costes adicionales de última hora. Se debe solicitar presupuesto por escrito y desglosado. El precio es un factor a tener en cuenta, pero siempre hay que optar por el oftalmólogo y la clínica que ofrezcan unas mayores garantías de seguridad y buenos resultados.

En VISIÓON nos esforzamos día a día, no solo por cumplir estos requisitos, si no por mejorarlos ofreciendo a nuestros pacientes la mejor tecnología disponible y el equipo humano más cualificado.

En Cirugía Refractiva ¿Cómo elegir a un buen oftalmólogo?
¿Nos das una estrella?