10 datos sobre la cirugía láser ocular que no conocías

La cirugía láser está de moda y seguro que tienes un montón de conocidos y familiares que ya se han quitado las gafas.

Si te lo estás pensando, seguro que tienes muchas dudas y te estás informando lo mejor posible. Hay muchas cosas que necesitas saber al investigar sobre la cirugía ocular con láser y por eso os hemos preparado esta lista con 10 datos que no sabías sobre la cirugía ocular con láser para que entiendas por qué son cada vez más las personas que se someten al tratamiento cada año.

1. La cirugía ocular con láser sólo tarda unos minutos.

La cirugía ocular con láser siempre ha sido un procedimiento quirúrgico muy rápido. Y como está basado en la tecnología más avanzada, cada vez es más rápido.

Por ejemplo, la cirugía láser de superficie tarda alrededor de tres minutos en tratar cada ojo. Eso no es mucho más de lo que se tarda en tomar una cerveza.

2. Puedes volver al trabajo al día siguiente de someterte a la cirugía ocular con láser

Los ojos son una de las partes del cuerpo humano con la curación más rápida. Junto con la naturaleza mínimamente invasiva de la cirugía láser significa que lograrás una recuperación casi completa en sólo unos días.

Además de significar que puedes volver a trabajar, también significa que volverás a disfrutar de tus actividades favoritas (y sin gafas) en mucho menos tiempo del que crees.

3. La cirugía ocular con láser puede acabar con las gafas de lectura

Hasta hace unos pocos años, las gafas para leer eran la mejor opción para tratar la presbicia o la vista cansada.

4. La cirugía ocular con láser no te dejará ciego

Es una preocupación legítima, y tal vez hace diez o veinte años hubiera tenido algo de credibilidad.

Pero el hecho es que hoy en día, la cirugía láser es uno de los procedimientos más seguros del mundo.

Técnicamente, existe un riesgo extremadamente pequeño, pero es menor que el riesgo de usar lentes de contacto mensuales durante un año, un riesgo que todo el mundo parece aceptar como perfectamente razonable.

5. Incluso las personas con alta miopía pueden operarse

Un mito muy común es que las personas con una prescripción alta generalmente no son adecuadas para la cirugía láser. Aunque esto puede ser cierto en casos muy concretos, existen alternativas que permiten prescindir de gafas y lentillas a la gran mayoría de las personas.

6. Aunque parpadees muchas veces no interfieres al láser ocular

Si parpadeas 50 veces por minuto, tienes un tic nervioso, o simplemente tiene una tendencia a estropear las cosas, no te preocupes, la cirugía láser también está hecha para ti.

La tecnología de seguimiento ocular es sólo uno de los sistemas de seguridad existentes, lo que significa que el tratamiento sólo se administrará en el lugar adecuado del ojo. Es tan seguro y preciso que incluso podrías estar jugando al tenis durante el procedimiento y ser operado con éxito.

7. Las probabilidades de complicaciones son tan bajas como sea posible

Toda cirugía tiene una posibilidad de riesgo, y la cirugía láser no es una excepción. Sin embargo, las posibilidades de que algo salga mal durante el procedimiento son increíblemente escasas, y aunque así sea, en manos del cirujano adecuado, es poco probable que suceda algún contratiempo grave.

8. Es un procedimiento indoloro

Otra idea errónea común es que el procedimiento causa dolor. El hecho es que no se produce ningún dolor durante la cirugía láser y lo más probable es que ni siquiera sientas nada.

9. Estos láseres no son como los de las películas

Cuando la mayoría de nosotros pensamos en láseres, pensamos en películas de ciencia ficción y en rayos de luz de colores vivos que pueden quemar cualquier cosa.

Aunque comparten el mismo nombre, los láseres utilizados en cirugía ocular son muy diferentes. Para empezar, son fríos, invisibles y se usan comúnmente para tratar una amplia gama de condiciones y problemas.

10. El límite principal de la cirugía láser es la edad

Una vez que hayas cumplido los dieciocho años de edad, hay muy poco más que te impida operarte. Hay algunos estados temporales que pueden hacer no seas apto por un tiempo determinado, pero la mayoría de las personas, incluso aquellas con ojos secos o córneas más delgadas, se sorprenden al saber que son candidatos ideales.