Conjuntivitis alérgica: Síntomas, tratamiento y prevención

20 DE marzo, 2017

La conjuntivitis alérgica se produce cuando la conjuntiva entra en contacto con un agente extraño externo llamado alérgeno.

¿Qué es la Conjuntivitis alérgica?

La odiada conjuntivitis alérgica se produce cuando la conjuntiva, que es el nombre que recibe la capa transparente de tejido que recubre los párpados y cubre la esclerótica del ojo, se hincha o inflama debido a una reacción a sustancias extrañas llamadas antígenos o alérgenos, las más conocidas son el moho, el polvo, la caspa y el polen. Por regla general afecta a los dos ojos al mismo tiempo. La conjuntivitis alérgica puede ser estacional si solo se produce en determinados meses del año o si se sufre todo el año es conjuntivitis alérgica perenne.

[dt_quote type=”blockquote” font_size=”big” animation=”none” background=”plain”]¿Sabías que la conjuntivitis alérgica representa la cuarta parte de todas las conjuntivitis?[/dt_quote]

Causas de la Conjuntivitis alérgica

Como veíamos, la conjuntivitis alérgica se produce cuando la conjuntiva entra en contacto con un agente externo llamado alérgeno.

Existen muchos alérgenos aunque los más conocidos son los ácaros, muy comunes en el polvo doméstico, el pelo de los animales de compañía, el polen de las gramíneas y de determinados árboles como el olivo o determinadas plantas como la parietaria.

Otros agentes alérgenos menos conocidos son algunos productos químicos que se encuentran en los cosméticos, los hongos y algunos antibióticos.
Algunas personas también sufren de conjuntivitis irritativa, esta se produce por la irritación de la conjuntiva ante determinadas sustancias químicas presentes en humos o emanaciones, por ejemplo el cloro y los componentes químicos que se utilizan para limpiar las piscinas.

Síntomas de la Conjuntivitis alérgica

Entre sus síntomas más destacados encontramos los ojos llorosos, los ojos rojos y un intenso picor. En algunos casos incluso se producen otros síntomas más acusados como una visión borrosa de forma temporal, la inflamación de los párpados o la secreción de sustancias viscosas.

Tratamiento

Generalmente el tratamiento se realiza a base de colirios antihistamínicos conjuntamente con colirios antiinflamatorios. Estos colirios portan componentes que previenen la reacción alérgica conjuntival. Los resultados tardan algunas semanas en ser satisfactorios. También se pueden tomar antihistamínicos orales.

Prevenir la conjuntivitis alérgica

El primer paso es saber que alérgeno es el responsable de nuestra conjuntivitis alérgica y combatirlo. Si somos alérgicos al polen debemos evitar salir de casa los días de mayor concentración de polen y viento, especialmente de 5 a 10 de la mañana y de 7 a 10 de la noche que es cuando mayor concentración de polen se produce.

Si tenemos alergia al polvo es conveniente mantener las ventanas cerradas y al viajar en coche también se deben mantener las ventanillas cerradas. Los filtros del aire acondicionado deben estar muy limpios.

Para saber los niveles que hay de polen y cómo se va a comportar cada alérgeno os recomendamos desde VISIÓON consultar la web de información de la red de Aerobiología de Andalucía Oriental, de la Universidad de Granada con un calendario donde se registran las etapas de floración de las diferentes especies que causan alergia y nos ofrece una previsión de niveles de polen por semanas señalando en cada caso si se está en niveles bajos, medios, altos o extremos.

 

Conjuntivitis alérgica: Síntomas, tratamiento y prevención
¿Nos das una estrella?