¿Cómo usar el colirio correctamente? Te lo contamos

Al igual que cualquier tratamiento médico, los tratamientos oftalmológicos deben ser realizados correctamente, ya que parte del éxito del tratamiento ocular depende del correcto uso de la medicación […]

Al igual que cualquier tratamiento médico, los tratamientos oftalmológicos deben ser realizados correctamente, ya que parte del éxito del tratamiento ocular necesita usar el colirio correctamente.

El tratamiento oftalmológico puede ser realizado en forma de tratamiento oral, colirio o pomada oftalmológica.

El tratamiento oral debe ser realizado como fue pautado por el Oftalmólogo, con el estómago lleno y acompañado de un protector gástrico si es necesario.

¿Sabes usar el colirio correctamente?

El tratamiento en gotas o colirios tiene algunas particularidades:

Debe manipularse el colirio e instilar las gotas con las manos recién limpias, y no debe tocarse ni el ojo ni la punta del colirio de forma directa, ya que podrían contaminarse. Debe asimismo evitarse el contacto entre el la punta del colirio y el ojo, ya que podemos producir traumatismo así como contaminaciones indeseables.

Debe aplicarse al ojo una gota por instilación, pero no importa que pongamos varias, en el ojo sólo cabe una gota, el exceso se eliminará con la lágrima, si hay duda mejor poner dos que no instilar ninguna. Para instilar la gota es necesario subir un poco la barbilla, tirar un poco del párpado inferior hacia abajo e instilar la gota.

Tras una cirugía oftalmológica como la cirugía de cataratas o la cirugía láser de la miopía hay que ser aún más cuidadosos, sobre todo con la higiene.

Si coinciden en la pauta dos colirios a la vez debemos esperar 10 minutos para evitar el efecto lavado entre ambos colirios. Si asimismo coinciden una pomada y un colirio, siempre los 2. espaciaremos 10 minutos, y usaremos antes siempre el colirio y después la pomada.

Si bien por el sabor o por algún efecto sistémico adverso queremos evitar el paso del colirio al conducto lagrimal y por él a la nariz y boca, debemos mantener presionado tras instilar el colirio la zona entre el borde inferior del párpado y la nariz 5 minutos.

Vigile asimismo la caducidad de los colirios, manténganlos en la nevera si así lo especifica el prospecto y no lo utilice tras 1 mes abierto. Es muy importante no compartir colirios entre personas, así evitaremos contagios de patologías oftalmológicas contagiosas.

Tenga precaución en el uso de colirios en pacientes que utilizan lentes de contacto, pueden impregnarse del sabías principio activo alterando la posología e inutilizando las lentes de contacto, intente quitarse las lentillas antes de instilar el colirio salvo que el prospecto permita el uso del colirio con lentes de contacto puestas.

No se asuste si el colirio escuece al ser instilado, algunos colirios tienen un pH distinto al de la lágrima y producen escozor al utilizarse, si el escozor persiste mucho tiempo consulte a su Oftalmólogo. Algunos colirios tienen un sabor amargo, no se asuste, utilice el sistema que explicamos anteriormente en esta misma página para solventar este problema. De igual modo es normal que la visión se torne algo borrosa tras algunas gotas, este efecto dura unos 2 ó 3 minutos y no debe preocuparse, la visión volverá a ser normal en seguida, si no es así consulte a su Oftalmólogo.

¿Cómo usar el colirio correctamente? Te lo contamos
5 (100%) 3 votes