La cirugía de cataratas también mejora la calidad del sueño

Las conclusiones del estudio realizado por la Facultad de Medicina de Harvard en Boston, sugieren que la lente intraocular puede estar asociada con mejores ritmos circadianos, mejor rendimiento cognitivo y mejor sueño.

Las lentes intraoculares implantadas durante la cirugía de cataratas no solo permiten ver mejor, ahora un nuevo estudio sugiere que incluso mejoran la calidad del sueño.

En un estudio de laboratorio, los investigadores determinaron que las personas con lentes intraoculares pasaban más tiempo en fase de sueño profundo y se desempeñaban mejor en las pruebas de cognición que las personas de la misma edad no operadas de cataratas.

Los resultados de este estudio se encuentran publicados en JAMA Ophthalmology.

Las conclusiones del estudio realizado por la Facultad de Medicina de Harvard en Boston, sugieren que la lente intraocular puede estar asociada con mejores ritmos circadianos, mejor rendimiento cognitivo y mejor sueño.

Es uno de los primeros estudios de laboratorio con pacientes operados de cataratas que muestra que el reemplazo con lentes intraoculares tuvo efectos beneficiosos en aspectos clave de la fisiología y el comportamiento.

Las cataratas no solo generan problemas de visión, sino también trastornos del sueño, deficiencias cognitivas, entre otros problemas que pueden reducir la calidad de vida.

Este estudio sugiere que la cirugía de cataratas con lentes intraoculares puede ayudar a aliviar algunos de estos síntomas y, a largo plazo, brindar muchos beneficios para la salud de los pacientes con cataratas.

La Dra. Sarah Chellappa, de la Facultad de Medicina de Harvard fue la directora del estudio que recogió los datos de los pacientes, de entre 55 y 80 años, que se sometieron a una cirugía de cataratas dos o tres semanas antes del estudio, junto con individuos sin cataratas y de edad similar para que sirvieran como controles.

Los voluntarios fueron llevados a un laboratorio de sueño durante varias semanas de pruebas. Todos estaban equipados con actígrafos que realizan un seguimiento de la actividad de una persona durante la noche.

Durante el sueño, los ciclos de sueño de los voluntarios fueron monitoreados para determinar cuánto tiempo pasaron en fase de sueño profundo. Cada mañana se les hicieron pruebas de cognición.

Los investigadores encontraron que los pacientes operados de cataratas experimentaron un aumento menor en la melatonina, una hormona que aumenta a medida que se acerca la noche, en respuesta a la exposición a la luz en comparación con los pacientes sin cataratas.

Los pacientes operados de cataratas también pasaron más tiempo en fase de sueño profundo y obtuvieron mejores resultados en las pruebas cognitivas que sus pares de la misma edad

La visión también cambia a medida que envejecemos. Con el paso de los años, la lente natural del ojo adquiere una decoloración amarillo-parduzca y debido a esto, la cantidad de luz que llega a la retina se reduce drásticamente a aproximadamente una décima parte de la de los adultos más jóvenes y se altera el espectro de la transmisión de luz al ojo.