La importancia de la cirugía de cataratas para mejorar la seguridad al volante de los conductores de mayor edad

Con la operación de cataratas se consigue una mejor sensibilidad al contraste y una mejor visión nocturna que mejoran la seguridad de los conductores en la carretera.

Se han publicado diferentes estudios científicos que vinculan la operación de cataratas al aumento de la esperanza de vida. Es un hecho que esta sencilla operación mejora de la calidad de vida de nuestros pacientes.

La capacidad de la cirugía de cataratas para restaurar la vista es bien conocida. Pero, ¿puede cuantificarse esta mejoría en la calidad de la visión?

Para averiguarlo, investigadores australianos han usado un simulador de conducción para evaluar la visión de los pacientes antes y después de la cirugía de cataratas.

Los datos demuestran que los accidentes al volante disminuyeron en 48 por ciento después de la cirugía de cataratas. Los datos del estudio se han presentado en la Reunión Anual de la Academia Americana de Oftalmología.

Las cataratas son una consecuencia normal del envejecimiento. Ocurren gradualmente a lo largo de los años, a medida que el cristalino se va nublando. Los efectos de una catarata en desarrollo a veces son difíciles de distinguir entre todos los cambios de la visión que experimentamos con el paso de los años.

Seguramente nos volvamos más miopes, los colores parecen más opacos y el resplandor de las luces hace que sea más difícil ver de noche. Cumplidos los 80 años, aproximadamente la mitad de nosotros habrá desarrollado cataratas.

La cirugía de cataratas reemplaza el cristalino nublado por un cristalino artificial. La cirugía es de bajo riesgo, rápida y efectiva. Pero no todo el mundo se somete a una cirugía de inmediato. La decisión generalmente se basa en la medida en que la catarata interfiere con las actividades de la vida diaria.

Generalmente se suele operara en un solo ojo, en el que la catarata es más opaca. Si la cirugía tiene éxito y la visión mejora sustancialmente, a veces la cirugía en el segundo ojo se cancela o se retrasa. Sin embargo, la mayoría de las personas obtienen beneficios significativos de la cirugía en el segundo ojo. Mejora la percepción de la profundidad, la visión es más nítida, lo que facilita la lectura y la conducción.

Causas de la aparición de las cataratas

La causa más frecuente el proceso natural de envejecimiento, aparecen a partir de los 50 años, son bilaterales y evolucionan en varios años. Los factores de riesgo más comunes incluyen la exposición a la radiación ultravioleta, es decir, a la luz solar, tabaquismo, obesidad, hipertensión arterial, diabetes, uso prolongado de corticosteroides, miopía extrema o un historial familiar.

Las cataratas no tienen tratamiento preventivo ni médico actualmente, el único tratamiento disponible en la actualidad para las cataratas es la cirugía.

La cirugía de la catarata ha avanzado mucho y ha alcanzado cotas de excelencia, en la actualidad se opera al paciente cuando desea ver más, no cuando la catarata es madura como antiguamente.

Para entender mejor el verdadero beneficio de la cirugía de cataratas para mejorar la calidad de vida de los pacientes se realizó el estudio de rendimiento en la conducción. El simulador de conducción evaluó una gran cantidad de variables: límites de velocidad, densidades de tráfico, intersecciones y pasos de peatones.

Los pacientes volvieron a pasar por el simulador de conducción después de su primera cirugía y después de su segunda cirugía ocular. Después de la primera, los accidentes y colisiones disminuyeron en 35 por ciento; después de la segunda cirugía, el número se redujo a 48 por ciento.

Con la operación de cataratas se consigue una mejor sensibilidad al contraste y una mejor visión nocturna que mejoran la seguridad de los conductores en la carretera.

Estos resultados resaltan la importancia de la cirugía de cataratas  para mantener la seguridad, la movilidad e independencia de los conductores de mayor edad.