Las causas de la miopía

La miopía ya ha sido calificada de epidemia en los círculos sanitarios. El 25% de la población española es miope, es decir 11.500.000 personas

Érase una vez dos ciudades, la primera se encuentra en Singapur y la segunda en Australia. Dos ciudades aparentemente iguales y con unos niveles de renta y sanitarios parecidos.

Pero sin embargo, el 60% de los niños de 8 a 12 años en esta ciudad de Singapur son miopes, en comparación con sólo el 14% de los niños en esta ciudad Australiana en el mismo grupo de edad.

Esta disparidad entre las cifras de miopía entre Singapur y Australia se ha puesto de manifiesto en la Conferencia Internacional de miopía que se ha celebrado en Birmingham hace unos días.

El encargado de denunciar estas cifras fue el investigador australiano, Scott Read de la Universidad de Queensland

Los niños de Singapur tienen algunos de los niveles más altos de miopía en el mundo.

El equipo de investigación del profesor Read ha estudiado los niveles de exposición diaria a la luz exterior que reciben los niños tanto en Singapur como en Australia.

Mediante sensores de luz portátil se comprobó que la exposición diaria al aire libre en los niños de Singapur es mucho menor que en los niños australianos.

En promedio, los niños que vivían en Singapur pasaban sólo 61 minutos al aire libre cada día, en comparación con 105 minutos de tiempo al aire libre diario para los niños australianos.

Y es más, el porcentaje de niños australianos con miopía pasaron menos tiempo cada día al aire libre (85 minutos) que sus compañeros no miopes (121 minutos).

Todos los datos recogidos han llevado al profesor Read ha dictaminar que las diferencias de exposición a la luz entre los niños que viven en Singapur y Australia pueden tener implicaciones para las disparidades en la prevalencia de miopía en los dos países.

La miopía ya ha sido calificada de epidemia en los círculos sanitarios. El 25% de la población española es miope, es decir 11.500.000 personas y si seguimos el mismo camino que en los países asiáticos como Singapur se estima que dentro de muy pocos años el 50% de la población española, será miope.

Así se ha cifrado el coste de la miopía en 300 euros por persona al año en métodos de corrección como gafas y lentillas.

Un poco de historia sobre la operación de corrección de miopía

Diferentes oftalmólogos en distintas partes del mundo han contribuido con sus descubrimientos y estudios al nacimiento y desarrollo de la cirugía refractiva tal como la conocemos en la actualidad.

Al hablar de cirugía refractiva nos referimos al conjunto de procedimientos quirúrgicos que modifican la anatomía del ojo, especialmente la córnea, eliminando defectos visuales como la miopía, hipermetropía o el astigmatismo para que no sea necesario el uso de gafas o lentillas.

Parece ser que fue el oftalmólogo japonés Tsutomo Sato, quien en 1930 ya realizaba cortes radiales en la córnea de los pilotos militares nipones con los que llegaba a corregir hasta 6 dioptrías. Sin embargo esta técnica conllevaba una gran serie de complicaciones y fue rechazada por la comunidad científica.

Uno de los pioneros de la cirugía refractiva fue el oftalmólogo español Joaquín Barraquer, quien en el año 1949 realizó las primeras queratomileusis (del griego keratos = cornea y mileusis= tallado). Mediante unas pequeñas incisiones no penetrantes en la superficie corneal, Barraquer lograba modificar su curvatura, corrigiendo la miopía.

Desde la lejana Unión Soviética, en los años 70, el oftalmólogo Svyatoslav N. Fyodorov descubrió al tratar a un paciente con fragmentos de unas gafas rotas en el ojo, que los microcortes ocasionados por los cristales generaron un aplanamiento de la córnea y con ello, una reducción considerable de la miopía.

El oftalmólogo soviético siguió investigando sobre el tema y llegó incluso a fabricar una máquina de corte manual con punta de diamante que realizaba pequeñas incisiones en el ojo para modificar la curvatura de la córnea y curar la miopía. Su tratamiento conocido como queratotomía radial pronto se extendió por el resto del mundo.

Sólo una década después un científico, Stephen Trokel, aplicó el recién descubierto Láser Excimer directamente en la córnea para tallarla. Con el láser llegó la exactitud en el corte pero seguía habiendo otros problemas como era un complicado postoperatorio.

En los 90 llegó el LASIK, exactamente es la técnica Queratomileusis In Situ Asistida por Láser desarrollada por los oftalmólogos, Lucio Buratto y Ioannis Pallikaris, que combina la queratomileusis, con la queratectomía fotorefractiva. Esta técnica evita las molestias del postoperatorio y ha permitido que la operación de miopía sea un procedimiento rápido, seguro y económico. Desde el 2009 se han realizado más de 28 millones de operaciones de este tipo alrededor del mundo que han conseguido vivir sin gafas ni lentillas mediante una cirugía rápida, indolora y con una rápida rehabilitación visual.

Una técnica que sigue perfeccionándose como ha sido la llegada del láser femtosegundo que permite realizar la Cirugía Refractiva sin cortes. Es el tratamiento más avanzado para la corrección de la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo.

En aquellos casos en los que no puede aplicarse un tratamiento con láser para operar la miopía es posible corregir la miopía mediante las lentes intraoculares (ICL) una alternativa fiable y segura, permanente y reversible con unos resultados excelentes.

En nuestra Clínica Oftalmológica trabajamos con el Láser Éxcimer desde 1993 y en estos años nos hemos convertido en un referente de la cirugía refractiva en Andalucía aplicando los últimos avances tecnológicos en este campo siendo nuestros pacientes operados de miopía, hipermetropía y astigmatismo nuestro mejor aval.