Biomecánica corneal, nuevos datos y más seguridad

Ahora, los equipos de medición de biomecánica corneal nos aportan nuevos datos que nos ayudan a un diagnóstico más temprano, y a una mejor previsión del pronóstico y evolución del queratocono

La biomecánica corneal se basa en un conjunto de parámetros que analizan la “elasticidad” y la capacidad de deformación de la córnea, siendo un dato que empieza a ser muy importante en nuestra práctica clínica, sobre todo en el glaucoma y la cirugía refractiva.

La córnea y su biomecánica juegan un papel muy importante a la hora de calcular la presión intraocular de forma independiente de las características de la córnea de cada paciente, siendo las medidas de la presión intraocular corregidas por este factor, mucho más certeras y fiables.

Así mismo juega un papel crucial en la valoración preoperatoria ante cirugía refractiva y la decisión de realizar o no un tratamiento sobre la córnea con mayor seguridad, detectando con estos datos aquellas córneas que son propensas a una ectasia corneal, aún con topografías y grosores corneales normales, lo cual repercute directamente en la seguridad de los pacientes y en la indicación de la técnica quirúrgica más adecuada para cada uno de ellos.

Hasta ahora todas las medidas que teníamos de la córnea eran parámetros sobre forma, grosores y elevaciones, todas mediciones estáticas. Los nuevos equipos de biomecánica corneal pasan a un nuevo plano, ofreciéndonos medidas estandarizables sobre la respuesta dinámica de la córnea ante fuerzas que la deforman. Con estos datos podemos cambiar de forma radical la exploración de la córnea.

¿Cómo funcionan estos equipos?

Estos equipos, combinan un pulso de aire que actúa directamente sobre la córnea con una cámara de Scheimpflug de alta velocidad que graba la deformación que se produce sobre esta córnea, analizando de forma automática las imágenes y utilizando parámetros de normalidad obtenidos mediante ensayos clínicos y procesos de inteligencia artificial (basada en árboles de decisiones), presentándonos parámetros sencillos de interpretar sobre la deformación corneal, como el tiempo de recuperación de la forma corneal inicial y otros muchos que nos dan abundantes datos del comportamiento corneal ante fuerzas que la deforman.

La biomecánica corneal en las ectasias corneales:

Los equipos juegan un papel importante en pacientes con córneas diagnosticadas hasta el momento como normales o sanas, pero cumplen una función decisiva en córneas enfermas por alguna ectasia corneal, como el queratocono, sobre todo en estadios muy incipientes de la enfermedad y difícilmente diagnosticables sólo desde la perspectiva de la topografía corneal.

El queratocono es un proceso ectásico dinámico de la córnea.

Hasta ahora sólo hemos podido medir el grado y la evolución del queratocono mediante pruebas diagnósticas morfológicas. Ahora, los equipos de medición de biomecánica corneal nos aportan nuevos datos que nos ayudan a un diagnóstico más temprano, y a una mejor previsión del pronóstico y evolución del queratocono, ayudándonos de este modo a programar mejor los eventuales tratamientos, mejorando de forma significativa el pronóstico final del paciente.

Artículo disponible en el Magazine de Innova Ocular :

 

Biomecánica corneal, nuevos datos y más seguridad
5 (100%) 3 vote[s]